Casi un millón de personas sufren en España discriminación por su etnia

  • Según la última Encuesta Nacional de Salud, el 5,02% de la población se queja de exclusión · En el 46,45% de los casos están presentes los motivos raciales · Persisten las desigualdades de género

Hoy es el Día de la Eliminación de la Discriminación Racial y, a tenor de los últimos datos oficiales, en España queda todavía mucho camino por recorrer hasta que las garantías constitucionales de igualdad relacionadas con éste y otros aspectos de la vida ciudadana sean una realidad incontestable. Según la información de la última edición de la Encuesta Nacional de Salud (ENS), presentada hace apenas dos semanas y elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 5,02% de la población de España sufre discriminación por diversos motivos. Casi la mitad de este sector poblacional afirma haber sufrido discriminación en los últimos 12 meses a causa de su etnia o país de origen. Son más de 818.400 personas, sólo contando a los mayores de 16 años, porque también existe la discriminación racista en el ámbito infantil. España es un país donde los datos dicen que el 46,45% de las situaciones de discriminación se deben a actitudes xenófobas.

La información pasa desapercibida en un análisis superficial de la ENS, pensada fundamentalmente como un instrumento de planificación sanitaria, pero entre las preguntas planteadas entre junio de 2006 y junio de 2007 a portavoces de todas las edades de 31.300 viviendas familiares (en 2.236 unidades censales distintas de todas las comunidades autónomas), aparecen algunas cuestiones relativas a la discriminación como elemento medioambiental que influye en el estado de salud de las personas. La ENS vuelve a poner de manifiesto que, además del factor racial o nacional, persisten las viejas bolsas de discriminación ya conocidas: frente a un 9,9% de hombres que dicen haber sufrido discriminación sexual, se alza sin posibilidad de camuflaje un 45,96% de mujeres que refieren haberse sentido relegadas sólo por su condición femenina en diferentes ámbitos de la vida, especialmente en el laboral. La religión es un motivo menos relevante de discriminación (5,13% de quienes responden en la encuesta con quejas relacionadas con la exclusión personal y social), dado su traslado progresivo al ámbito de la privacidad individual en las últimas décadas.

El Día para la Eliminación de la Discriminación Racial recuerda la jornada del 21 de marzo de 1960, cuando la Policía surafricana abrió fuego contra una multitud convocada a una manifestación anti-aparheid en la localidad de Sharpeville. Murieron 69 personas. En 1966, la asamblea de la ONU proclamó por primera vez esta conmemoración, como oportunidad para instar a las comunidad internacional a trabajar en esta línea. Han pasado 48 años desde la matanza de Sharpville y son innegables los avances. Pero también los riesgos de retroceso, por lo general vinculados a los problemas de digestión del fenómeno migratorio en los países desarrollados. España es uno de ellos y actualmente, según esta macroencuesta del INE, hay niños que se experimentan discriminación: en concreto, el 5,15% de los que tienen entre 5 y 15 años. En el 46,44% de los casos está presente el color de su piel o el acento de su habla.

La ENS tampoco se olvida del enorme peso de los factores educativo y económico como elemento corrector de estas situaciones, que llevan a cuestionarse si la discriminación racial en España no es otra cosa, en gran medida, que el rechazo a la pobreza: sólo el 4,30% de los profesionales universitarios se siente discriminado, proporción que es del 6,68% en trabajadores no cualificados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios