El miedo multiplicó las llamadas al 016 tras las muertes de cuatro mujeres

  • El teléfono del Gobierno de información y atención a las víctimas de violencia machista recibió 3.600 consultas, cinco veces más respecto a la media habitual, tras el 'martes negro' de la pasada semana

Las llamadas al teléfono 016 de información y atención legal a víctimas de violencia machista se multiplicaron por cinco respecto a la media habitual de este servicio -unas 700 consultas diarias-, ya que el día después de los asesinatos de cuatro mujeres [acaecidos el pasado martes, 26 de febrero] se recibieron más de 3.600 consultas.

Según ha explicado a Efe la delegada especial del Gobierno contra la violencia sobre la mujer, Encarnación Orozco, el miércoles 27 de febrero las llamadas al 016 fueron 3.653 "por el miedo que sintieron las víctimas de este maltrato", el jueves cayeron a 909 -"más cerca de la media"- y el sábado de nuevo se produjo un pico de 3.500 llamadas.

"Los datos sobre el teléfono se cierran a finales de mes y nos tenía preocupados saber cómo había funcionado después de la crisis que tuvimos la semana pasada, el martes negro, ya que no existían precedentes de cuatro muertes en menos de 24 horas", ha explicado Orozco.

La lectura de la delegada del Gobierno tras confirmar este incremento de llamadas es que "la información de las cuatro muertes produjo terror e hizo que se disparara el teléfono, porque las personas que padecen esta violencia sienten mucho miedo y la disposición de las personas de su entorno a prestarle ayuda es mucha mayor".

Además, ha destacado el aumento de estas consultas durante el sábado, ya que en la trayectoria de este servicio se pone de manifiesto que durante el fin de semana "es más complicado la utilización de este teléfono porque hay un mayor periodo de convivencia con la pareja".

La delegada ha recordado que el 016 no es un teléfono de emergencia para reclamar asistencia ante una agresión, que sigue siendo el 112, ni tampoco un teléfono de denuncia, sino que su función es asesoramiento e información "para ayudar a que las mujeres maltratadas puedan salir de esa situación".

"El temor que sienten estas mujeres hace que recuerden mejor el 016, que cuando recibe una llamada de emergencia lo desvía al 112, pero ahí estás perdiendo unos segundos, y además puede llegar a colapsar" este servicio.

Para la delegada del Gobierno el teléfono está sirviendo para tomar el pulso a cómo reaccionan las personas del entorno de la mujer que sufre estas agresiones, que hasta el momento protagonizan el 15 por ciento de las llamadas. El 80 por ciento lo hacen las víctimas del maltrato machista y el 5 por ciento son consultas de servicios vinculados a este fenómenos, como servicios sociales o fuerzas de seguridad del Estado, añade.

Desde que comenzó a funcionar el 016 hace casi medio año, este servicio ha atendido más de 85.000 llamadas, aunque en un alto número de casos han sido con intención maliciosa (bromas e insultos), errores de marcado o consultas sobre materias que no guardaban relación con la violencia machista, según el último boletín del Observatorio Estatal de Violencia contra la Mujer.

Por su parte, la secretaria de Estado de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo, instó ayer a sacar "de la batalla política" la violencia de género y animó a todos los partidos a "sumar esfuerzos". Murillo, tras una visita en Gijón a una escuela infantil y al dispositivo de atención integral a mujeres maltratadas conocido como la Casa Malva, instó a la unidad ante estas situaciones, poniendo como ejemplo la cooperación alcanzada en este ámbito entre las comunidades autónomas y el Gobierno centarl, y rechazó que sea cierto que haya más víctimas ahora que hace unos años. En este sentido, apuntó que en 2006 hubo 71 víctimas mortales de la violencia de género al igual que en el año 2000. No obstante, indicó que la diferencia está en que ahora hay 85.000 mujeres con orden de protección. La secretaria de Estado reconoció que es difícil denunciar, pero indicó que es necesario tener la suficiente autoestima. Según ella, la mujer es la única víctima que se considera culpable y que le da nuevas oportunidades a su agresor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios