Los médicos piden una reforma de la ley del aborto que acabe con la indefinición

  • Tildan la actual norma de "insuficiente" y abogan por que la píldora del día después se pueda dispensar sin la necesidad de una receta

El presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), Ezequiel Pérez Campos, urgió el miércoles a una reforma de la ley del aborto que acabe con "la indefinición" sobre los casos legales de interrupción voluntaria del embarazo en España y con la "indefensión" de los profesionales.

Pérez Campos, quien ha participado en Sevilla en la inauguración del noveno congreso de la SEC, ha señalado a preguntas de los periodistas que la actual legislación sobre interrupción del embarazo es "ambigua" y "se presta a la libre interpretación", algo que incentiva la indefensión de la mujer y del médico.

Ha recordado que el 98% de los abortos legales que se realizan en España lo son por el supuesto del daño psíquico a la mujer, lo que puede suponer desde autorizar "casi el aborto libre" a, en el caso de una interpretación restrictiva de este supuesto, "que sólo puedan abortar mujeres con una patología psiquiátrica seria y auténtica", lo que "reduciría espectacularmente el número de abortos".

"Cuando las leyes no acotan claramente cuáles son las situaciones punibles, se deja que no pase nada, como ha sucedido hasta ahora porque la situación ha sido magnánima; pero cuando alguna organización social, de un tinte determinado, puede cuestionarla, como (la ley) está cogida con pinzas, puede perfectamente generar toda la polémica que se ha generado", ha añadido.

Por ello, ha abogado por una reforma legal que acote "muy claramente" los asuntos más espinosos de la interrupción voluntaria del embarazo y que "nunca" los deje "a la libre interpretación".

"La ley nació insuficiente y creo que es el momento de abrir ese serio debate que nos han prometido los políticos para que (la interrupción legal del embarazo) no esté en manos de una interpretación libre y muchas veces condicionada por la ideología de la persona que lo interpreta", ha apostillado.

Pérez Campos también ha pedido que la contracepción se desligue de aspectos "moralistas" e ideológicos y ha defendido la libre dispensación de la píldora poscoital pues se ha demostrado que sus efectos secundarios son "mínimos" y que "no existe un peor uso cuando se liberaliza esta prescripción".

El presidente de la SEC también ha reivindicado que la educación sexual "deje de ser una asignatura tangencial" y se incluya en la "formación básica" de los jóvenes.

La consejera andaluza de Salud en funciones, María Jesús Montero, ha advertido, por su parte, de que la píldora del día después sólo se debe de utilizar como "anticonceptivo de emergencia", pero ha matizado que en Andalucía, primera comunidad autónoma que la dispensa sin receta, desde 2000, su uso se ha estabilizado.

Con todo, tanto la consejera como los directivos de la SEC han enfatizado que aún se registran en España demasiados embarazos no deseados y que el uso del preservativo debe mejorarse, especialmente entre jóvenes e inmigrantes.

Montero ha hecho un llamamiento a los jóvenes para que no ofrezcan resistencia al uso del preservativo y ha recordado que las mujeres, "que al final son las que se quedan embarazas, son las que tienen que poner esas condiciones para no tener enfermedades de transmisión sexual y evitar embarazos".

Pérez Campos también ha señalado que el uso del preservativo debe de entenderse como un elemento de higiene personal y ha lamentado que un 40% de jóvenes que lo usan habitualmente reconozca que no lo utiliza a veces, lo que lo invalida como método anticonceptivo seguro.

En su opinión, la anticoncepción es ya una práctica "científica con rigor" y utilizable con seguridad por los ciudadanos, tras el "cambio vertiginoso y sorprendente" registrado en España desde que en 1978 se despenalizó la utilización de anticonceptivos.

Isabel Ramírez, presidente de este congreso, ha destacado que la anticoncepción "es para todos" porque ya es posible una "contracepción personalizada y para cada pareja" y ha abogado por un cambio en las actitudes reticentes a la anticoncepción, en especial la hormonal.

Entre los novedades que se debatirán en este congreso, al que asisten más de 700 especialistas, destacan los nuevos métodos anticonceptivos hormonales para hombres, los fármacos que evitan a la mujer tener la regla o los preparados hormonales para el síndrome premestrual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios