Los alumnos madrileños que objeten a Ciudadanía quedarán exentos de cursarla

  • La consejera de Educación de Madrid asegura que estimarán "positivamente" las objeciones de conciencia y harán una lectura de la ley "lo más favorable posible" a los derechos de los padres

Comentarios 7

Los alumnos de los centros educativos de la Comunidad de Madrid que objeten para el próximo curso 2008-2009 la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) quedarán exentos de cursarla, y por lo tanto de ser evaluados, según ha informado hoy la consejera de Educación, Lucía Figar después de mantener una reunión con varias asociaciones educativas.

La consejera asegura que si no hay ningún cambio legal en la implantación del desarrollo de Epc en el próximo curso, estimarán "positivamente" las objeciones de conciencia que se planteen en el ámbito de la Comunidad en cualquier centro educativo, y señala que darán "instrucciones" a los colegios e institutos para que todos los objetores de estas asignatura reciban "la adecuada atención educativa" mientras dure el horario de las clases.

La alternativa a la asignatura de EpC la decidirán los propios centros, que según indicó Figar, ya tienen experiencia con otro tipo de temas como el de la religión católica o cuando un alumno por un problema no puede cursar una asignatura como la de Educación Física.

Figar ha explicado que en estos casos la alternativa consite en hacer trabajos o en estar en la biblioteca de manera que no sea una "atención discriminatoria" la que reciben frenta al resto de los alumnos. "No se les puede dar más clases extra de ninguna asignatura", apostilla.

Además, ha señalado que la decisión que tomen los centros dependerá también de la cantidad de objeciones que reciban. "Es diferente un centro donde se han recibido las objeciones en bloque que en aquellos donde sólo hay un par por clase", subraya.

La Consejería de Educación ha tomado esta decisión después de que ayer se conociera una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en la que apoyaban a unos padres que habían objetado la asignatura porque vulneraba sus derecho a decidir cómo educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones.

Figar ha señalado que aunque esta sentencia se refiere a un caso concreto, los argumentos que recoge son "de caracter universal" y le parecen de "plena validez". En este sentido, indica que mientras el Tribunal Supremo no se pronuncie, harán una lectura de la ley "lo más garante posible y lo más favorable posible" a los derechos de los padres y asegura que al margen de esto, la Comunidad intentará el "cumplimiento de la obligación legal con la estimación positiva de las objeciones de conciencia".

La responsable de la educación madrileña ha indicado que a la luz de la sentencia del TSJA, el movimiento de objeciones va a ser mayor después de lo trasnmitido por las propias organziaciones con las que ha mantenido la reunión esta mañana, como el Foro de la Familia y la Confederación Católica de Padres y Madres (CONCAPA). Figar ha señalado que se espera una "auténtica avalancha" en el registro de la Consjería, que durante los dos primeros meses del año ha recibido 1.113 objeciones. En la Comunidad de Madrid, la asignatura de EpC se implantará el próximo curso 2008-2009 y estará en el temario de 2º y 4º de ESO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios