En libertad con cargos la mujer que abandonó a su hija recién nacida en León

  • Está acusada de un delito de abandono de menores. El padre de la niña asegura que no sabía que iba a ser abandonada y tiene intención de solicitar su custodia.

La mujer que supuestamente abandonó el miércoles a su hija recién nacida en un portal de Mansilla de las Mulas (León) ha quedado en libertad, acusada de un delito de abandono de menores, tras prestar declaración en el juzgado de guardia de León, han informado fuentes judiciales. Hasta el juzgado también se ha acercado de forma voluntaria el padre de la menor, quien ha afirmado que en ningún momento supo que su hija iba a ser abandonada y ha anunciado que va a solicitar su custodia. La mujer, que fue detenida, es una española de origen dominicano que tiene otros tres hijos con los que convive en Valencia de Don Juan, al sur de la provincia de León.

La niña, de menos de quince días de vida, fue localizada a las 11:05 en un portal de la calle Eras por un vecino de Mansilla de las Mulas que se dirigía a la oficina de Correos, cerca del lugar donde apareció el bebé, que estaba metido en una bolsa de papel y cubierto por varias mantas. Andrés Laiz, el vecino que encontró a la niña, ha explicado que escuchó un llanto, por lo que fue hacia la bolsa y al levantar una manta se encontró con ella. Este vecino de Mansilla, taxista de profesión, la llevó hasta el centro del salud, donde una de las enfermeras que la atendió, Concepción Galindo, explicó que estaba "algo sucia" pero con buen aspecto, iba bien abrigada y no tenía hambre, por lo que previsiblemente hacía poco tiempo que la habían abandonado.

Tras una primera evaluación en la que se confirmó que su estado de salud era bueno en general, el bebé fue trasladado al hospital de León en una ambulancia acompañado de un equipo médico. Tras el hallazgo, la Guardia Civil abrió una investigación para tratar de localizar a los padres de la niña, que permitió la detención anoche de su progenitora, acusada formalmente de un delito de abandono de menores. En este caso concreto, al haber existido peligro para la vida del menor, el abandono puede conllevar una pena de prisión de dos a cuatro años.

El bebé sigue ingresado en el hospital de León y la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León ha iniciado ya el procedimiento de tutela. En el momento en que los Servicios Sociales determinen se iniciarán los trámites ordinarios que se aplican en estos casos, con un acogimiento familiar temporal en primera instancia, sin perjuicio de que en el futuro el caso pudiera desembocar en una adopción definitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios