El 90% de las jóvenes embarazadas sufren acoso maternal en su trabajo

  • La baja por maternidad o la reducción de la jornada repercuten negativamente en la continuación del contrato laboral · En un 25% de los casos son despedidas, según un informe de la Fundación Madrina

Comentarios 7

El embarazo es la primera causa de despido y de amenazas por parte de la empresa a las trabajadoras, según ha denunciado la Fundación Madrina, organización dedicada a la asistencia integral de jóvenes y adolescentes embarazadas, sin recursos y en riesgo de exclusión social, violencia o abuso.

Cerca del 90 por ciento de las jóvenes embarazadas sufren mobbing o acoso maternal en su puesto de trabajo y un 25 por ciento son despedidas, según recoge el informe anual de la Fundación Madrina. El perfil es el de una mujer joven de entre 18 y 25 años que está embarazada o es madre soltera con cargas familiares. En este sentido, el embarazo, la baja por maternidad, la reducción de jornada o el planteamiento de querer tener familia repercute negativamente en la continuación del contrato laboral o bien dificulta el acceso al empleo de las mujeres en esta situación.

Además un 40 por ciento de estas mujeres sufren, adicionalmente, violencia de género por parte de sus parejas, especialmente a partir del cuarto mes de embarazo. Sólo el 18 por ciento denuncia esta situación.

El presidente de la Fundación Madrina, Conrado Giménez, explica que el mobbing maternal es "el acoso que recibe la mujer por el hecho de ser madre, pero no sólo afecta a mujeres gestantes, sino también a aquellas con cargas familiares no compartidas" y señala que, en el contexto de la próxima celebración este sábado, 8 de marzo, del Día de la Mujer Trabajadora, la Administración Pública debería buscar respuestas a este problema.

Entre las principales agresiones que sufren estas mujeres destacan la relegación a tareas secundarias, las reducciones de sueldo, las amenazas de despido y las agresiones verbales.

Giménez denuncia también que "el embarazo de la mujer no debería ser catalogado por la empresa o nuestra administración como una enfermedad o una lacra".

Para solucionar este problema de exclusión sociolaboral hacia la mujer que decide ser madre, la Fundación Madrina está desarrollando la iniciativa Red madrina de empresas para que contraten a estas jóvenes embarazadas o que sobrellevan cargas familiares. El proyecto ha atendido a más de 3.500 mujeres y cerca de 111.000 llamadas de jóvenes embarazadas y madres en dificultad psicosocial y laboral.

La Fundación Madrina (www.madrina.org) nació en el año 2000 y fue galardonada con el Primer Premio Nacional Solidaridad 2003.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios