Una estadounidense reaparece 18 años después de su secuestro

  • Jaycee Lee Dugard, con cuyo secuestrador tuvo dos hijos fruto de abusos sexuales, desapareció a los 11 años.

Comentarios 11

Una estadounidense que fue  secuestrada a los 11 años cerca de su casa en California reapareció  18 años después del hecho y logró reunirse nuevamente con su madre,  según informó hoy la policía.  

Jaycee Lee Dugard, quien ahora tiene 29 años, fue mantenida  escondida todo el tiempo en un jardín por su secuestrador, que abusó  sexualmente de ella y con la que engendró dos hijos.  

Terry Probyn, la madre de la joven mujer, aseguró a la cadena ABC  que todos estos años su hija fue retenida contra su voluntad.  

Dugard fue vista por última vez el 10 de junio de 1991 en la  localidad de South Lake Tahoe. La niña rubia había salido de su casa  para dirigirse a la parada del autobús escolar.  

Su padrastro Carl Probyn vio cómo la niña fue introducida por una  mujer y un hombre en un vehículo, que partió rápidamente, pero no  pudo evitar el secuestro. Según Probyn, Dugard gritaba y dio  pisotones a sus captores, tratando de escapar.  

Una pareja fue arrestada en relación con el caso, indicó el "San  Francisco Chronicle" citando fuentes de la investigación. Al hombre  de 58 años se le acusa de secuestro y violación, entre otras cosas,  mientras que a su mujer de 55 años de complicidad en los crímenes. El  detenido ya había sido procesado previamente por otros delitos  sexuales.  

La Fiscalía informó que el viernes se elevarán las acusaciones  formales contra la pareja. El detenido llamó la atención de la  policía en la ciudad de Berkeley cuando estaba acompañado de dos  niñas. En un interrogatorio posterior en una comisaría el miércoles,  a la que asistió junto a las niñas y su madre, se reveló la identidad  de la joven de 29 años.  

Las pequeñas de 11 y 15 años fueron aisladas del mundo exterior  junto a su madre en un jardín. Allí vivían en tiendas y en un  cobertizo, según indicó el sheriff Fred Kollar. El oficial aseguró  que las condiciones de salud de la madre y las niñas son  "relativamente buenas".  

"Ninguna de las niñas fue alguna vez a un colegio. Nunca vieron a  un doctor", manifestó el policía. "Fueron mantenidas en un  aislamiento total en este recinto", añadió. Los vecinos se vieron  consternados por la noticia y aseguran no haber visto nunca a la  mujer, sólo ocasionalmente a las niñas, quienes describían al hombre  como su padre.  

"Es como ganar a la lotería", dijo el padrastro de la joven Carl  Probyn al periódico "Contra Costa Times". "Ni siquiera en sueños uno  piensa recuperarla 18 años después".  

Tras una primera conversación telefónica, el padrastro dijo que no  tienen dudas de que se trata de la niña desaparecida. "Ella (Terry)  dijo que Jaycee recuerda todo". La madre y el padrastro viven  actualmente separados.  

El secuestro motivó entonces una gran búsqueda, pero la niña no  fue encontrada.  

En 2003, los investigadores volvieron a retomar el caso tras el  regreso de Elizabeth Smart, de 15 años, quien había sido secuestrada  en junio de 2002 en Salt Lake City, estado de Utah, y fue descubierta  nueve meses después junto con una pareja vagabunda.  

El caso de Dugard recuerda al de la austríaca Natascha Kampusch,  que estuvo ocho años en manos de su captor. En 1998 fue secuestrada a  los diez años en Viena y encerrada en un sótano. En 2006 logró  escapar y su secuestrador se suicidó.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios