Cinco españoles, atrapados en su hotel por cuarentena en Hong Kong

  • Se trata de clientes del Metro Park, un establecimiento de cuatro estrellas en el que estaba alojado el turista mexicano prodecente de Shanghai que dio positivo

El Hotel Metro Park de Hong Kong se ha convertido en un búnker del que no pueden salir ni empleados ni huéspedes, entre ellos cinco españoles, por la cuarentena impuesta tras detectarse el primer caso positivo de gripe A en Asia. La cuarentena, que se mantendrá durante 7 días, forma parte de las medidas adoptadas dentro del nivel de emergencia declarado en la ex colonia británica después de que un turista mexicano procedente de Shanghai se convirtiera el viernes en el primer caso positivo de gripe por el virus AH1N1 en Asia.

No obstante, el Gobierno hongkonés ha pedido calma a la población, indicando que se trata de "un caso importado" y que "no hay indicios de una expansión masiva de la gripe en Hong Kong", si bien están "a la busca" de todos aquellos que pudieron entrar en contacto con el afectado por el virus, entre ellos un taxista.

El Metro Park de Hong Kong, establecimiento de cuatro estrellas en el que se alojó el turista mexicano de 25 años, tiene selladas todas las salidas y en su interior se encuentran unas trescientas personas entre personal y huéspedes. Entre los inquilinos afectados por las "medidas drásticas y de precaución" (según admitió el mismo Gobierno) se encuentran tres vascos y una barcelonesa, además de otro español que no ha indicado su origen.

Los cinco españoles han expresado su deseo de no ser identificados, según subrayó a Efe el cónsul de España en Hong Kong, Juan Luis Flores Arroyuelo. Ellos son, de momento, los únicos que se han puesto en contacto con las autoridades consulares en la antigua colonia británica, por lo que Flores Arroyuelo desconoce si puede haber más españoles retenidos en el hotel. Los cinco están en contacto telefónico con sus familiares, tienen acceso a Internet y siguen las noticias de la situación a través de la televisión. Además tienen movilidad dentro del hotel, por lo que pueden charlar entre ellos.

Uno de los ciudadanos vascos llegó a Hong Kong en un viaje de turismo, mientras que la barcelonesa lo hizo por negocios. También por negocios llegaron a Hong Kong los otros dos ciudadanos vascos y el quinto español del que el diplomático tiene noticia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios