La discriminación contra los gitanos en el empleo sube con la crisis económica

  • Muchos empresarios ni siquiera miran el currículum vitae y rechazan al solicitante por su etnia, revela un informe del colectivo romaní · El fracaso escolar en los menores se mantiene en torno a un 80%

Comentarios 13

El número de casos de discriminación contra los gitanos en el acceso al empleo se ha triplicado por la crisis económica y el nivel de contratación ha bajado un 35% en lo que va de año, casi el doble respecto a la población general.

El informe anual de la Fundación Secretariado Gitano, presentado ayer en el Ministerio de Igualdad, constata además una preocupante situación en el ámbito educativo, la casi total inexistencia de sanciones administrativas y penales para quienes cometen las prácticas discriminatorias y una gran indefensión de las víctimas.

De hecho, alrededor de siete de cada diez víctimas gitanas de un trato no igualitario declinan reclamar o denunciar los hechos, explicó Sara Giménez, responsable de Igualdad de la Fundación Secretariado Gitano (FSG), presente en catorce comunidades autónomas y 111 municipios.

La crisis, añadió, ha tenido un reflejo claro en el aumento de la discriminación en el acceso al empleo "ya que al haber más candidaturas para cubrir menos puestos, los criterios de selección de personal se relativizan y ha habido rechazos sin que se llegue a valorar el curriculum del aspirante".

En este último apartado, de los nueve casos registrados en 2007 por la Fundación Secretariado Gitano se ha pasado a una treintena en 2008 y la tendencia se mantiene al alza en 2009.

Incluso la discriminación se ha hecho extensiva a trabajadores de la Fundación Secretariado Gitano, que pese a no pertenecer a la etnia han sufrido serias dificultades para obtener un crédito o hipoteca al presentar en el banco una nómina de dicha entidad.

Pese a los avances, tales como la reciente creación del Consejo para la Promoción de Igualdad de Trato y No Discriminación de las Personas por su Origen Racial o Étnico, la comunidad gitana sigue viendo vulnerada día a día su igualdad de trato en ámbitos como la vivienda, la prensa, el acceso a bienes y servicios y la educación.

Además, explicó Giménez, la mujer gitana es "discriminada" en mayor medida que el hombre en determinados lugares, por ejemplo debe soportar una especial vigilancia cuando entra a comprar en un centro comercial, en una cafetería o un cine. Por otro lado, el fracaso escolar se mantiene en torno a un 80% entre los menores gitanos, hay centros escolares donde "se masifica a los niños" de esta etnia y ningún libro de texto menciona "ni un renglón, ni una línea" acerca de la historia, cultura y situación de los gitanos.

El informe anual, que recoge 111 casos de discriminación con especial repercusión social y jurídica en 2008, también hace un llamamiento para que el Gobierno traslade a la legislación nacional una directiva de 2000, en la que se exige a los Estados miembros la puesta en marcha de un órgano especializado para la promoción de igualdad de trato con el objetivo de dar una respuesta efectiva a las víctimas.

En definitiva, y en boca del catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid y patrono de la FSG, Fernando Rey, en España se discrimina mucho y de muchas maneras, "y sale gratis". "En España se discrimina mucho y de formas muy diversas aunque la sociedad no lo admita, y el problema es que al no reconocer la enfermedad, no se puede encontrar la cura", manifestó Rey. Por eso, en su opinión es momento de sensibilizar a la justicia, para que aplique la normativa prevista contra la discriminación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios