Dos detenidas por robar y matar a dos hombres mediante 'el beso del sueño'

  • No medían la cantidad de droga que empleaban para dormir a las víctimas, a las que seducían en discotecas para entrar luego en sus casas.

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a dos mujeres acusadas de perpetrar al menos siete robos y de matar presuntamente a dos de sus víctimas mediante el beso del sueño, que consiste en introducir una droga en la bebida de las personas a las que se quiere robar para dormirlas y así sustraer sus pertenencias.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, Verónica Elisabeth P.M., ecuatoriana de 34 años, y María Sary C.B., paraguaya de 26, están acusadas de dos delitos de lesiones con resultado de muerte, ya que dos hombres murieron tras ingerir la droga que éstas les pusieron en la bebida para que se durmiesen y poder robarles, y están implicadas en al menos otros cinco robos con el mismo método.

Podrían haber cometido más robos

La Policía no descarta que las arrestadas sean responsables de más robos ni que se produzcan nuevas detenciones. La investigación comenzó el pasado mes de mayo, cuando el Grupo I de Policía Judicial de la Comisaría de Alcalá de Henares (Madrid) recibió la denuncia de un ciudadano que había sufrido un robo.Relató que había conocido a una joven en una discoteca de Madrid y había ido con ella a su domicilio, donde él quedó inconsciente tras tomar unas bebidas que había preparado ella.

El hombre tuvo que ser trasladado al hospital Príncipe de Asturias, donde quedó ingresado debido a su gravedad. Los agentes inspeccionaron la vivienda de la víctima y determinaron que Verónica Elisabeth había estado allí y tras el robo había abandonado la vivienda en un taxi, a cuyo conductor localizaron y entrevistaron para que aportase datos sobre la joven. La Policía estableció un dispositivo de búsqueda y finalmente detuvo a Verónica Elisabeth y a su cómplice María Sary cuando se dirigían a un local de copas en busca de una nueva víctima.

No medían bien la droga que usaban

De hecho, la primera de ellas escondía en su ropa interior cuatro bolsas de la droga que utilizaba para dormir a sus víctimas. Las dos mujeres "no medían la cantidad de la sustancia estupefaciente que empleaban, por lo que existía un riesgo de que este factor, unido a alguna posible patología de las víctimas, determinaran su muerte", según ha explicado la Jefatura, que cree que son responsables de la muerte de dos hombres a los que robaron.

Los policías registraron sus domicilios y encontraron numerosos objetos procedentes de robos, entre otros una televisión, ordenadores portátiles, cámaras de foto y vídeo, joyas, relojes, teléfonos móviles y reproductores de mp3. También hallaron varias pelucas de mujer y tabletas de pastillas de diferentes medicamentos.

El método del beso del sueño consiste en que una mujer entra en conversación con hombres en locales de copas de ambiente maduro y acuden al domicilio de la víctima con la excusa de tomar la última copa y mantener relaciones sexuales. Cuando el hombre se distrae, la mujer disuelve una sustancia estupefaciente en su bebida para dejarle dormido y, aprovechando su inconsciencia, le sustrae el dinero y los objetos de valor de la vivienda, tras lo que abandona la misma rápidamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios