La degradación del suelo afecta al 20% de la superficie agrícola en todo el mundo

  • Las migraciones y la inseguridad alimentaria aumentan por una mala gestión de la tierra

La degradación del suelo afecta al 20% de la superficie agrícola mundial y a 1.500 millones de personas, equivalente a una cuarta parte de la población de todo el planeta, según revela un informe elaborado por la Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU (FAO), el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y otros organismos a partir de datos de los últimos 20 años.

Las consecuencias de este proceso son la disminución de la productividad agrícola, las migraciones, la inseguridad alimentaria, los daños a recursos y ecosistemas básicos y la pérdida de biodiversidad debido a cambios en los hábitats, según el estudio, que desvela que la principal causa de la degradación del suelo es la mala gestión de la tierra.

Definida como el declive a largo plazo en la función y la productividad de un ecosistema, la degradación del suelo está aumentando en severidad y extensión en muchas partes del mundo, con más del 20% de las tierras agrícolas afectadas, el 30% de los bosques y el 10% de los pastizales, se lee en el informe.

"Pero las noticias no son tan malas", según los autores del informe. El estudio ha identificado una serie de lugares en donde el suelo se utiliza de forma sostenible (19% de las tierras agrícolas), o se está alcanzando mayor calidad y productividad (10% de los bosques y el 19% de los pastizales). Muchos de los avances en tierras agrícolas están asociados con el riego, aunque también hay ejemplos de mejoras en tierras agrícolas de secano y los pastizales en las praderas de las grandes llanuras en Norteamérica y en India occidental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios