Los accidentes de tráfico dejan en todo el mundo más de un millón de muertos

  • La OMS advierte que estos accidentes serán la quinta causa de muerte a nivel global en 2030 · Los peatones, los ciclistas y los motociclistas son los grupos más vulnerables dentro de la carreteraA la mujer, de 22 años, se le realizó una cesárea posmortem que salvó la vida del bebé que esperaba

Los accidentes de tráfico causan cada año 1,27 millones de muertes y entre 20 y 50 millones de heridos, según un informe publicado ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también subraya que los países tienen todavía un largo camino por delante para mejorar la seguridad de sus carreteras. La directora general de la OMS, Margaret Chan, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, presentaron en Nueva York el primer estudio sobre la situación de la seguridad vial realizado en 178 países entre marzo y septiembre de 2008.

Los resultados del documento apuntan a que las heridas causadas por accidentes de tráfico suponen un "importante problema para los sistemas de salud pública, en especial, en los casos de los países de ingresos bajos y medios", donde ocurren el 90% de las muertes pese a que sólo tienen el 48% de los automóviles en circulación en el mundo, precisó el experto de la OMS, Etienne Krug.

Peatones, ciclistas y motociclistas son los grupos más vulnerables y a ellos pertenecen "casi la mitad de los que mueren en las carreteras, lo que subraya la necesidad de que esas personas sean las que reciban más atención en los programas de seguridad vial", afirmaron los expertos. Chan se refirió también a que, según esos resultados, en muchos países las leyes de seguridad en carretera "tienen que ser más globales y ver reforzado su cumplimiento" por las autoridades.

"La prevención es de lejos la mejor opción", resaltó Chan, que subrayó que la construcción de vehículos y carreteras más seguras, el diseño de infraestructuras que contemplen la protección de peatones y ciclistas, reforzar el transporte público y mejorar los comportamientos personales ayudará a reducir las cifras.

"Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte, sobre todo entre los 5 y los 44 años, indicó Bloomberg. Así, el documento revela que en Colombia, Guatemala y Perú el 70% de los accidentes ocurren a esos grupos vulnerables, mientras que en otros países de la región como República Dominicana, Honduras o EEUU, ese índice es menor y se sitúa en el 25%. Los expertos de la OMS pronostican, por ejemplo, que en 2030 los accidentes de carretera serán la quinta causa de muerte a nivel global (3,6%), mientras que en 2004 ocupaban el décimo lugar (2,2%).

La velocidad, la falta de seguridad en las infraestructuras o el consumo en exceso de alcohol son algunos de los factores de riesgo que contribuyen a esos accidentes, al igual que la no utilización de cascos, cinturones de seguridad o asientos adaptados para niños. El documento indica que menos de la mitad de los 178 países estudiados tienen leyes que contemplan esos factores de riesgo, y solo el 15% dispone de leyes globales que los contemplen.

Así, aunque el 90% de los países dispone de una legislación sobre la prohibición a los conductores de consumir alcohol, sólo el 49% estipula que el límite de concentración de alcohol en la sangre no puede superar los 0,05 gramos por decilitro. "Sólo el 57% de los países exigen el uso de cinturones de seguridad para todos los pasajeros de un automóvil, y mientras en el 90% de los países con altos ingresos se requiere asientos adaptados para los niños, sólo el 20% de los de bajos ingresos lo hacen", agregan los expertos.

Otro aspecto que aborda el documento es que las pérdidas económicas globales por este tipo de accidentes en los países menos desarrollados está en torno a los 518.000 millones de dólares anuales, lo que para los gobiernos representa un coste de entre el 1 y el 3% del producto nacional bruto y mucho más de lo que muchos de ellos reciben en asistencia al desarrollo. Según los datos de la OMS el 62% de los accidentes mortales en carretera ocurren en 10 países: India, China, EEUU, Rusia, Brasil, Irán, México, Indonesia, Sudáfrica y Egipto.

Una mujer de 22 años, embarazada de nueve meses, murió ayer tiroteada supuestamente por su compañero sentimental, que fue detenido. La rápida intervención de los servicios médicos salvó la vida del bebé, una niña que se encuentra grave en la UCI de neonatos de un hospital barcelonés. Según informaron los Mossos d'Esquadra, los hechos ocurrieron hacia las 02.30 de la pasada madrugada en el interior de un bloque de pisos del barrio de la Guineueta de Barcelona, en el que residía la pareja.

Los Mossos detuvieron al compañero sentimental de la mujer, Daniel D. T., de 20 años, de nacionalidad española, como supuesto autor de un delito de homicidio y por tenencia ilícita de armas. Al parecer, el presunto homicida disparó a la cabeza a su compañera, también de nacionalidad española, que quedó malherida.

Los servicios de emergencia y los Mossos d'Esquadra, alertados por los vecinos, se desplazaron rápidamente al lugar del los hechos, donde localizaron a la mujer, que estaba a punto de salir de cuentas. La mujer falleció poco después, momento en el que los médicos le practicaron con éxito una complicada cesárea postmortem de emergencia.

El bebé, una niña, nació con parada cardiorrespiratoria, de la que se recupera con la asistencia de la UCI pediátrica móvil que envió a la zona el Servicio de Emergencias Médicas. Una vez que el bebé recuperó el latido cardíaco de forma espontánea, una ambulancia la trasladó de urgencias, con respiración asistida, a la UCI de neonatos del Hospital del Vall d'Hebrón de Barcelona, donde permanece aún ingresada en estado grave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios