Zapatero garantiza que no se va a cerrar ninguna página web

  • El presidente del Gobierno apunta a una posible revisión del proyecto 'antidescargas' · Caamaño dice que "no puede haber cierres sin control judicial"

"Decepcionados", "más preocupados que antes" y sin un acuerdo. Así salieron los internautas y blogueros convocados ayer por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, para explicarles las medidas que el Gobierno proyecta para proteger la propiedad intelectual, entre ellas el cierre de web sin orden judicial. El anteproyecto de Ley de Economía Sostenible del Gobierno contempla una Comisión de Propiedad Intelectual para impedir la vulneración de la propiedad intelectual en internet con medidas como el cierre de las webs sin que un juez lo dictamine.

Esa propuesta ha excitado un movimiento de resistencia en la red, materializado en un manifiesto que ya han suscrito miles de internautas y blogueros, un "revuelo" que a la ministra le parece "positivo" porque, dice "demuestra lo viva que está". Tras la reunión, González-Sinde, subrayó que su departamento sigue abierto a "mejorar" y "escuchar" todas las opiniones, que habrá más citas porque "hay mucho que aprender, hablar y debatir", y que la ley "tiene muy claro" que protege y garantiza derechos fundamentales "como el de libertad de expresión". Incidió en que la nueva norma sólo pretende afrontar "el problema de la oferta ilegal" y no el uso que puedan hacer los ciudadanos de internet y que todos coinciden en "que hay que abordar una nueva manera de trabajar" en la red, aunque todavía no se haya encontrado "la solución perfecta".

Por su parte, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, garantizó que "no se va a cerrar nada" en internet, "ninguna página web, ni ningún blog'", y anunció que si existe alguna duda, se aclarará en el proyecto de Ley de Economía Sostenible que prevé la protección de la propiedad intelectual. Zapatero quiso aplacar las críticas de colectivos de internautas sobre los planes del Gobierno de controlar las páginas o portales que se apropien de los contenidos de otros en internet. "Si se ha interpretado del anteproyecto alguna posibilidad de cerrar alguno de los espacios de los sitios que está en la red, ya digo que no bajo ningún concepto", aseguró. Zapatero subrayó que "siempre va a prevalecer la libertad de expresión", aunque advirtió de que esta premisa debe ser compatible con la protección de la propiedad y de la creación intelectuales.

Los 14 blogueros y especialistas en internet que acudieron a la reunión con González-Sinde comentaron ellos mismos en tiempo real el acto a través de mensajes instantáneos en Twitter, en los que calificaron el encuentro de "tenso" y "decepcionante" aunque quedaron citados de nuevo para después de Navidad.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, precisó, tras comparecer en la Comisión de Justicia, que el cierre de páginas web deberá contar siempre con "control y autorización judicial", a la que la Comisión de Propiedad Intelectual tendrá que comunicar sus decisiones. Es, subrayó, "compatible" que la Comisión inste al cierre de las web y que luego se le comunique a la autoridad judicial "para que adopte las medidas necesarias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios