De la Vega pide un pacto sobre Educación para que sea tratada como un asunto de Estado

  • La vicepresidenta advierte del "papel central" de la educación en el nuevo marco económico y social.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha abogado por un "gran pacto social" y político por la Educación para que ésta pueda ser tratada como "un asunto de Estado", pensando "en las próximas generaciones y no en las elecciones".

De la Vega ha reiterado esta propuesta del Ejecutivo en el acto institucional celebrado en la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana con motivo del trigésimo primer aniversario de la Constitución, donde ha advertido del "papel central" de la educación en el nuevo marco económico y social.

Según ha dicho durante su intervención, la Educación debe ser un terreno para colaborar y ser "más competentes y competitivos", y "no para confrontar o discutir entre administraciones las competencias de cada cual". "La sociedad en su conjunto nos dice que la educación es un terreno que hay que abonar para hacer que cada voto cuente", pero "no para buscar el rédito electoral, ni para contar votos", sino "para pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones".

Para conseguir esto, ha instado a la sociedad a "sumar fuerzas" para garantizar "la estabilidad, la vigencia y la eficiencia" del sistema educativo, y ha destacado la "ambición" del artículo 27 de la Constitución, que "une la educación con el desarrollo personal, pero también con la democracia y los derechos y libertades fundamentales".

Ha defendido un modelo de educación en que "la equidad y el acceso universal sean la mejor garantía de la calidad", y ha pedido que el resto de grupos políticos comparta esa posición, y que "por encima de las diferencias ideológicas" se llegue al acuerdo de que "mejorar la educación es mejorar la sociedad" y de que "invertir en educación es invertir en futuro".

"Necesitamos hacer de la educación un asunto de Estado, porque la carrera por la formación y la cualificación no tiene punto de llegada, es una meta que tenemos que ganar cada día, con ambición de país", ha manifestado. Los "grandes temas de nuestra convivencia", a su juicio, "exigen responsabilidad y altura de miras", así como la extracción de "un común denominador, que en este caso nunca será mínimo, sino máximo". La vicepresidenta ha subrayado la necesidad de una educación en la que se "de oportunidades a todos" y que recuerde que "formar a las generaciones futuras es asunto de todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios