Testigos dicen que el chófer cambiaba el DVD en el momento del accidente

  • Los directivos de la empresa del autobús en el que murieron 28 personas aseguran que los pasajeros no tenían visión suficiente de la cabina · Un análisis sanguíneo revela que el conductor no había bebido

El conductor del autocar accidentado el martes en el sur de Suiza se disponía a cambiar un DVD del reproductor del vehículo justo antes de estrellarse contra una pared de un túnel en la localidad de Sierre, causando 28 muertos y 24 heridos, según los relatos de los supervivientes que la Policía no confirmó.

Una investigación conjunta de un diario suizo Aargauer Zeitung y del belga Het Laatste Niews, publicada en sus respectivas ediciones digitales, apunta a este momentáneo desvío de atención del conductor del autocar como posible causa del trágico accidente.

De acuerdo a estos periódicos, un acompañante del grupo, que volvía a Bélgica tras una estancia en los Alpes, trajo al conductor justo antes del accidente un DVD, según confirmaron los niños heridos que se encuentran ingresados en hospitales del cantón de Valais.

Fuentes del Gobierno regional confirmaron al diario suizo que los niños habían relatado esta versión de los hechos a sus padres y al personal hospitalario.

Ese pequeño segundo de despiste al introducir el disco en el aparato de reproducción podría haber bastado para que el autocar rozara el bordillo de la autovía y el conductor perdiera el control del vehículo, señaló el diario suizo.

Conductores consultados por los periódicos indican que se trata de una explicación plausible. El portavoz de la Policía del cantón de Valais, Renato Kalbermatten, dijo desconocer esta descripción de la reconstrucción de los hechos, y afirmó que actualmente le parece "pura especulación".

Según esta misma fuente, tal movimiento del conductor no habría sido captado por las cámaras de vigilancia del túnel. En el accidente, que se produjo a última hora de la noche del martes, murieron 22 niños y seis adultos.

Con todo, directivos de la compañía propietaria del autocar, Toptours, descartaron que los niños hayan podido ver al conductor introducir un DVD en el reproductor. "Es imposible", señalaron debido a que los asientos de los viajeros se encontraban en este modelo de autobús más elevados que la cabina del chófer.

Afirmaron además que en la cabina había dos conductores, y por ende sería extraño que el que en ese momento estaba conduciendo introdujera el DVD en el aparato, que se encuentra a la derecha y a la altura de la cabeza del asiento del chófer.

La compañía descartó además que el conductor hubiera conducido ebrio, pues no se ha encontrado rastro alguno de alcohol en su organismo, según la Policía.

Tampoco la fatiga pudo causar el accidente, puesto que los dos conductores pasaron la noche en Sierre y descansaron durante la jornada antes de partir hacia Bélgica, indicó. Se trata además de dos chóferes experimentados que llevaban años en su profesión.

Toptours, que no obstante no puede descartar un error humano, considera poco probable que un fallo técnico haya causado el accidente, dado que el autocar fue adquirido en 2002 y las revisiones técnicas estaban al día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios