Resuelven el misterio del meteorito de Perú

  • Científicos estadounidenses explican que 600 lugareños enfermaron por la sorpresa del impacto y que la roca no se desintegró al entrar en la atmósfera por su gran velocidad de caída

En el mes de septiembre de 2007 cayó un meteorito en Carancas, en la región andina de Perú cerca de la frontera con Bolivia, que aparentemente hizo que más de 600 habitantes del lugar tuvieran que ser atendidos al presentar síntomas como náuseas y mareos. Ahora, un un equipo de científicos de Estados Unidos ha descubierto que el impacto no tuvo nada que ver con el malestar de los lugareños, pese que no se trataba de un meteorito convencional. Al menos por la manera en la que el objeto espacial impactó contra la tierra.

Los investigadores de la Universidad Brown, en el estado de Rhode Island, quedaron sorprendidos por el cráter de 15 metros que dejó el meteorito. Al estar compuesto de rocas, debería haberse desintegrado. Pero eso no sucedió y que el objeto rocoso, una vez atravesó la atmósfera, continuó íntegro, alcanzando una velocidad de hasta 24.000 kilómetros por hora antes de caer en territorio peruano.

Habitualmente tan sólo los meteoritos compuestos de metal llegan lo suficientemente intactos a la tierra como para hacer un cráter. Hasta ahora, los científicos creían que los meteoritos rocosos antes de impactar con la superficie terrestre se desintegraban, por lo que, como mucho, llegaban a crear un hoyo.

Pero, según los investigadores de la Universidad Brown, el meteorito de Carancas obligará a reescribir las teorías que explican el impacto de los objetos espaciales en la tierra. Al parecer, el meteorito de Perú logró mantenerse prácticamente intacto hasta chocar con la tierra, momento en el que sí se pulverizó.

Los científicos afirman que los fragmentos de roca del objeto no se dispersaron debido a la alta velocidad a la que viajaba el meteoro, que adquirió una forma más aerodinámica que le permitió atravesar la atmósfera terrestre sin desintegrarse. Así que se mantuvo intacto hasta aterrizar en territorio peruano.

Respecto al malestar de los habitantes de la comunidad de Carancas y las jaquecas, mareos y vómitos, todo fue causado por la sorpresa, pero no por el meteorito. "Fueron informaciones exageradas", advierte Peter Schultz, profesor de ciencias geológicas en la Universidad Brown. "Tan sólo estaban sorprendidos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios