Promueven menús sanos para el 26% de españoles que comen fuera de casa

  • Unos 26.000 restaurantes podrán sumarse a la iniciativa para servir más verduras, más pescado, más frutas y menos sal · La experiencia, que surgió en 2005, ya se ha implantado en otros diez países

La largas jornadas laborales y las distancias que se tienen que recorrer de casa al trabajo hacen que cada vez más personas no puedan regresar a su domicilio para la hora del almuerzo. En la actualidad, se calcula que el 26 por ciento de los españoles come fuera del hogar de lunes a viernes y la mayoría lo hace de menú en un restaurante. Comer fuera ya supone el 30 por ciento del gasto total de la alimentación en España, 20.500 millones de euros. Ahora, una nueva iniciativa propone a 26.000 restaurantes españoles ofrecer una carta de menús más equilibrados, que incluyan más verduras, pescados, frutas, pan integral y menos sal.

Esta iniciativa -inscrita en la Estrategia NAOS para la prevención de la obesidad- fue presentada ayer por el director ejecutivo de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, José Ignacio Arranz; el vocal asesor de esta agencia Juan Manuel Ballesteros y Carmen María Martínez, directora general de Accor Services España, compañía propietaria de la red Ticket Restaurant, que tiene el 90 por ciento de sus locales en Madrid y Barcelona y a los que ahora se les ofrece sumarse al programa que se ha bautizado como Gustino.

Si los restaurantes están interesados, se comprometen a cumplir una serie de criterios -fáciles y sin apenas coste- y después reciben una acreditación que les identifica como adheridos al programa Gustino. Además, se harán una serie de revisiones periódicas sobre el cumplimiento de las condiciones; los usuarios recibirán información sobre la iniciativa en los talonarios de cheques y también podrán expresar su opinión sobre los menús de los restaurantes en la web www.gustino.es.

Los dos primeros puntos del decálogo que debe cumplirse exhortan a los restaurantes a que al menos uno de cada tres primeros platos sea a base de verduras, hortalizas y legumbres, productos que se ofrecerán como alternativa de guarnición en los segundos, que, en muchos casos, se sirven con patatas fritas.

En los restaurantes Gustino existirán siempre platos de pescado en las posibilidades del segundo, de modo que el consumidor no se vea obligado a ingerir carne o pasta.

Se dispondrá de preparaciones culinarias que no requieran la adición de gran cantidad de grasas -cremas, manteca, margarinas, mantequillas o mucho aceite- y se utilizarán técnicas como las cocciones alimentarias al vapor, el horno, la parrilla, el salteado y la plancha, pare evitar el exceso de fritos.

Los que quieran comer menos cantidad podrán elegir medio menú: un plato -entre los primeros o segundos- y postre, o bien tomarlo completo pero a base de medias raciones.

Al sentarse los comensales se ofrecerá una botella de agua en las mesas y las bebidas alcohólicas -vino, cerveza o cava- se podrán solicitar en copas o en unidades individuales.

En cuanto a los aderezos se empleará aceite de oliva virgen y se podrá demandar pan integral como alternativa al blanco en todos los establecimientos.

Los clientes no tendrán los saleros al alcance de su mano, así que si los quieren tendrán que solicitarlos, al tiempo que se ofrecerá la alternativa de tomar menús bajos en sal con condimentos alternativos como la pimienta, las especies o las hierbas aromáticas.

Según admitió el vocal de Aesan y responsable del programa NAOS, Alejandro Ballesteros, en la actualidad algunos restaurantes ya cumplen mayoritariamente esos criterios, "pero muchos otros no; es más complicado porque implica más gasto".

No es un proyecto pionero, ya que se inició en 2005 y a día de hoy está implantado en diez países. En la experiencia más antigua, la de Francia, se han adherido únicamente el 10 por ciento de los restaurantes de Accor Services con Ticket Restaurant, un porcentaje al que se aspira llegar en España, según explicó Carmen María Martínez, directora de la compañía.

El programa también contempla la formación de los cocineros, impartida por la Fundación Dieta Mediterránea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios