La Policía portuguesa cierra la investigación del caso Madeleine

  • Tras 14 meses, los agentes dan por concluida la búsqueda de la niña por falta de pruebas, según afirma la prensa lusa · La Fiscalía asegura que todavía no ha tomado la decisión de archivar el caso

La Policía Judicial portuguesa dio por concluida la investigación de la desaparición de Madeleine McCann, la niña inglesa que desapareció el 3 de mayo de 2007 en el Algarve, sin señalar culpables. Por lo que después de 14 meses el caso de desaparición más mediático podría ser archivado, según informó ayer Jornal de Noticias.

La investigación no logró concluir si se trató de un rapto o de un homicidio y tampoco tiene pruebas que relacionen a los "sospechosos formales" -Robert Murat y los padres de la pequeña Kate y Jerry McCann- con la desaparición de la pequeña, indica el rotativo.

El informe de los investigadores es inconcluso porque "sólo describe los hechos verificados y los no verificados", por lo que el Ministerio Público no deberá acusar al matrimonio McCann por el crimen de exposición al abandono, punible con hasta cinco años de cárcel, contaba ayer la prensa lusa.

Además, el diario Correio da Manha indica que el informe final del laboratorio de Birmingham levanta grandes dudas sobre la posible presencia del cuerpo de la pequeña en el maletero del coche de los McCann.

El siguiente paso de las autoridades será archivar este caso, que está bajo secreto de sumario hasta el 14 de julio, y sólo será reabierto en caso de que surjan nuevas pruebas.

Por su parte, el abogado portugués de los McCann, Carlos Pinto de Abreu, indicó que si el proceso es archivado va a estudiarlo para "hacer aquello que los padres de Madeleine siempre quisieron, que es entender que investigación se realizó y seguir buscando a la niña", afirmó a Jornal de Noticias.

Por su parte, la Fiscalía General portuguesa anunció ayer en un comunicado que la Policía ya les ha entregado el informe de la investigación del caso Madeleine pero que por el momento el caso no ha sido archivado. Varios medios de comunicación portugueses afirmaban ayer que la policía no había encontrado culpables en el caso Madeleine. Jornal de Noticias indicaba que el caso sería archivado en los próximos días, mientras que Correio da Manha aseguraba que ya había sido cerrado.

Para salir al paso de esas informaciones, la Fiscalía portuguesa emitió en la tarde de ayer un comunicado en el que explica que el caso no está cerrado, pero insinúa que podrá estarlo en breve, ya que el informe final de la PJ ha sido entregado y "será objeto de apreciación y ponderación cuidadas".

"El Ministerio Público procederá a analizar y a realizar una evaluación global de todo el proceso [que son decenas de volúmenes] con el objetivo de determinar si es necesario exigir otras diligencias o si están reunidas las condiciones necesarias y suficientes para dar por cerrada la investigación y la elaboración del juicio final", indicó la Fiscalía en el comunicado, en el que señala que el secreto de sumario del caso se mantendrá hasta mediados de agosto.

También el director nacional adjunto de la Policía, Pedro do Carmo, afirmó que los agentes están a disposición del Ministerio Público en el caso Madeleine "para desarrollar las diligencias de investigación que éste considere pertinentes y esa posibilidad sólo cesará cuando la investigación concluya por parte del Ministerio Público". Ante estas aclaraciones se deduce que la Policía ya concluyó su investigación y que la decisión de archivar el caso está ahora en manos de la Fiscalía, que tomará una decisión después de analizar con detalle el informe final presentado por la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios