La OMS advierte que la diabetes ya no es una enfermedad de países ricos

La diabetes ha dejado de ser una enfermedad de los países ricos para afectar a toda la población mundial por igual, según ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que de los 422 millones de personas que padecían la enfermedad en 2014, la mayoría vivía en países en desarrollo.

"La diabetes ya no es una enfermedad de los ricos. Mientras que en los años 80 las tasas más altas se encontraban en los países desarrollados, hoy en día se dan en los países en desarrollo, y es precisamente ahí donde el incremento se ha agudizado", explicó el director del departamento de gestión de enfermedades no contagiosas de la OMS, Etienne Krug.

Concretamente, la escalada de la enfermedad ha provocado que desde 1980 hasta 2014 los casos se hayan cuadruplicado hasta esos 422 millones. Según los últimos datos disponibles de la agencia sanitaria de la ONU, en 2012 los altos niveles de glucosa en sangre fueron responsables de 3,7 millones de muertes en el mundo, de las que 1,5 millones fueron directamente causadas por la diabetes. Asimismo, de los 3,7 millones de fallecidos, un 43% tenía menos de 70 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios