La NASA propone a Rusia emprender una expedición conjunta a Marte

  • Representantes de la Agencia Espacial Norteamericana afirman que un viaje a ese planeta, que se cree imposible antes de 2035, requiere unir los esfuerzos de numerosos países para completarse con éxito

Comentarios 1

La Agencia Aerospacial Norteamericana (NASA) propuso ayer a Rusia emprender una expedición tripulada conjunta a Marte aprovechando la experiencia acumulada en la Estación Espacial Internacional (EEI). "Un vuelo pilotado a Marte debe estar a cargo de una tripulación internacional, con empleo de los logros científicos alcanzados en el marco del proyecto de la EEI", declaró el jefe de la oficina de representación de la NASA en Rusia, Mark Bowman. Durante su intervención en el Congreso Aerospacial Internacional, celebrado en Moscú, indicó que tal expedición conjunta estaría dirigida por la NASA y su homóloga rusa, Roscosmos, pero contaría además con una más activa participación de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de otros países que colaboran en el proyecto multilateral de la EEI.

"Estoy convencido de que la tripulación de un viaje a Marte debería estar integrada por representantes de muchos países", dijo Bowman, quien insistió en que un viaje a Marte, que la NASA cree imposible antes de 2035, requiere unir los esfuerzos de numerosos estados para coronarse con éxito. Al tiempo, el representante de la NASA subrayó que, antes de emprender un periplo al Planeta Rojo, es preciso completar el proyecto de la EEI y efectuar nuevos vuelos tripulados a la Luna, para acumular más experiencia y material científico y técnico.

Hasta ahora, Rusia planeaba efectuar por su cuenta vuelos a Marte, con el objetivo de enviar naves automáticas en 2015 y tripuladas varios años más tarde, aunque la crisis mundial parece aplazar estos proyectos. Sin embargo, directivos de Roscosmos mantienen la idea de que un país no puede afrontar a solas el ambicioso proyecto de un vuelo interplanetario, que requiere aunar experiencia, tecnologías y finanzas de muchos estados.

Rusia, que posee la mejor experiencia de vuelos tripulados de larga duración, ya realiza junto con la ESA simulacros de viajes a Marte para poner a prueba la compatibilidad psicológica y tolerancia de los expedicionarios en condiciones de tan largo aislamiento. Hace una semana, Roscosmos y la ESA firmaron un acuerdo para emplear los centros europeos de seguimiento para dirigir la nave automática Fobos-Grunt, que Rusia lanzará hacia Marte en octubre para instalar una estación automática en su satélite Fobos y traer a la Tierra pruebas de su terreno.

Por su parte, Bowman recordó que la NASA ya ha aprobado su programa Exploration, que prevé completar para 2015 los vuelos de sus transbordadores hacia la EEI, lanzar ese mismo año una nueva nave tripulada Orion y efectuar en 2020 otro periplo a la Luna, con participación de otros países y organismos en esos proyectos. En otra prueba de su disposición de juntar esfuerzos en la conquista del cosmos, dirigentes de la NASA declararon hace poco que recibirían de buena gana y estudiarían con toda seriedad una eventual propuesta rusa de emprender juntos un desembarco de astronautas en la Luna, lo que significaría el inicio de los trabajos conjuntos entre Rusia y Estados Unidos en materia espacial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios