Los Mossos investigan si la inquilina del piso siniestrado es uno de los fallecidos

  • La policía está a la espera de recibir las pruebas de ADN de las tres víctimas del desastre ocurrido ayer en un inmueble de Barcelona, que podrían ser la propia mujer que iba a ser deshauciada y dos hermanos vecinos

Los Mossos d'Esquadra siguen investigando hoy las causas de la explosión en un piso de Barcelona que ayer provocó la muerte de tres personas, así como la identidad de las víctimas, que podrían ser la mujer que iba a ser desahuciada y dos hermanos del piso contiguo.

Según han informado fuentes policiales, expertos de la policía científica de los Mossos están recogiendo pruebas en el inmueble, situado en el número 139 de la calle de Andrade, en el barrio de La Verneda, para poder determinar las causas de la mortal explosión.

Por el momento, se descarta que fuera producida por una acumulación de gas natural, ya que no se han encontrado fallos en la canalización, por lo que se investiga si hubo una explosión de gas butano alimentada con alguna otra sustancia, como por ejemplo gasolina.

La explosión se produjo hacia las siete y media de la mañana de ayer en el piso primero tercera, cuya inquilina, que los vecinos afirman que era una mujer conflictiva, tenía que ser desahuciada del inmueble.

La onda expansiva, el fuego y el humo se propagaron rápidamente y causaron la muerte a tres personas. Dos de ellas fueron halladas en el piso contiguo, el primero cuarta, por lo que se baraja la hipótesis de que fueron dos hermanos, una mujer de unos treinta años y un hombre de más de veinte.

El hermano mayor dio ayer señales de vida, por lo que cobra fuerza la hipótesis policial de que el tercer cadáver encontrado -que fue hallado en el rellano que hay entre el primero tercera y el primero cuarta-, podría ser el de la propia inquilina que iba a ser desahuciada.

Los Mossos están a la espera de que en los próximos días se conozcan los resultados de las pruebas de ADN practicadas a los cadáveres para poder determinar la identidad de los tres fallecidos.

La explosión afectó a un total de 87 vecinos del inmueble, de los que 43 han pasado la noche en un hotel facilitado por el Ayuntamiento de Barcelona, mientras que el resto lo han hecho en casas de familiares o de amigos.

Según han informado fuentes municipales, únicamente dos de los trece heridos han pasado la noche en el hospital, entre los que se encuentra la madre que vivía con sus tres hijos en el primero cuarta, que sufre lesiones graves por quemaduras de segundo grado en las manos.

Durante la jornada de hoy peritos de las compañías de gas, electricidad y agua inspeccionarán el inmueble acompañados por los bomberos para tratar de determinar cuándo podrán restablecer el servicio cortado, para así empezar a decidir cuándo los vecinos podrán regresar a sus casas.

Los Bomberos también acompañarán durante todo el día a los vecinos que quieran entrar de nuevo a sus viviendas, como ya hicieron ayer, para retirar más pertenencias personales para pasar los días fuera de casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios