Los Mossos desarticulan con el FBI una red que falsificaba obras de Picasso, Miró y Dalí

  • Los Mossos d'Esquadra han desarticulado junto al FBI una red que falsificaba en Cataluña obras de artistas de renombre internacional como Picasso, Dalí, Miró, Tàpies y Botero, que eran vendidas en una web de subastas de alcance mundial

El alcance de esta operación ha sido presentado este miércoles en rueda de prensa en Chicago por el comisario Antoni Permanyer, jefe de la comisaría general de investigación criminal de los Mossos, junto con el fiscal jefe del distrito norte del Estado de Ilinois y representantes del FBI y de la Inspección Postal de Estados Unidos (USPIS).

Según han informado en Barcelona los Mossos, la investigación se inició en 2006, cuando las autoridades norteamericanas constataron un incremento sustancial de las denuncias relacionadas con la compra de obras de arte falsificadas, que afectaron en primera instancia a un millar de personas, que pagaron entre 1.500 y 20.000 euros por una obra falsa.

Al parecer, la mayoría de compradores habían adquirido las obras a través de una página web de subastas, con la colaboración de propietarios de galerías de arte que, de forma consciente, aprovechaban su credibilidad para colocar en el mercado las falsificaciones.

Las investigaciones llevadas a cabo en Estados Unidos por el FBI y el USPIS situó el origen de las falsificaciones en Cataluña y en Italia, por lo que, en abril pasado, se pidió la colaboración de los Mossos d'Esquadra y de los Carabinieri.

En Cataluña, los Mossos lograron identificar y localizar a los responsables de las falsificaciones y a los distribuidores iniciales, que fueron detenidos a finales de noviembre pasado.

En concreto, se detuvo a ocho personas en Cataluña, seis españoles, un italiano y un francés.

De los detenidos, dos, ambos españoles, se encargaban de las falsificaciones, mientras que otros seis las distribuían, ya que tres eran responsables de galerías de artes y otro, un propietario de una empresa de artes gráficas, se encargaba de las reproducciones.

En total, se llevaron a cabo cinco registros en Barcelona (en dos domicilios, un almacén, la empresa de artes gráficas y una galería de arte), uno en una galería de arte de Granollers (Barcelona) y en un domicilio de Lliçà de Munt (Barcelona), donde se decomisaron un millar de obras de arte supuestamente falsificadas.

En algunas de las actuaciones de los Mossos en el marco de esta operación los agentes catalanes estuvieron acompañados por agentes del FBI que se desplazaron desde Chicago a Barcelona para aportar personalmente la información que se consideraba de interés para la causa y poder informar directamente a la juez y a la fiscal norteamericana que siguen la causa.

Las obras intervenidas atribuidas a Miró, Picasso, Dalí y Tàpies están siendo examinadas por fundaciones y museos de Cataluña, para determinar si efectivamente son unas falsificaciones, mientras que las de otros artistas se han enviado a las respectivas fundaciones para que las validen.

Además, también se ha podido establecer la relación entre los detenidos en Cataluña y la red establecida en Italia, contra la que aún están actuando los Carabinieri.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios