'Morakot' avanza hacia el norte de China como tormenta tras dejar 90 muertos

  • Más de 700 personas quedan sepultadas por un alud de tierra provocado por el tifón en dos localidades del sur de Taiwán

Tras devastar Taiwán y el este de China, donde ha causado daños millonarios y ha matado hasta el momento a ocho personas, el tifón Morakot, convertido ahora en tormenta tropical, se adentraba, al cierre de esta edición, hacia el norte del gigante asiático. El tifón, uno de los más violentos de las últimas décadas, ha provocado ya más de 90 muertos -la mayor parte de ellos en Taiwán y Filipinas- y ha causado enormes pérdidas económicas.

En Taiwán más de 700 personas han quedado sepultadas, y se cree que podrían haber muerto, en dos localidades del sur del país. Los responsables de los equipos de salvamento revelaron que por el momento sólo se han encontrado unos pocos supervivientes, mientras que la agencia de prevención de desastres cifró en un centenar las personas rescatadas. El rescate de los incomunicados y sepultados bajo el barro se está llevando a cabo con lentitud, debido a las inclemencias del tiempo y las dificultades en el transporte.

Según las cifras oficiales chinas, además de los ocho fallecidos contabilizados en las últimas horas, otras tres personas han desaparecido, al menos 11 millones se han visto afectadas por el tifón en las provincias de Zhenjiang, Fujian, Jiangxi y Anhui, y más de un millón han tenido que ser evacuadas. Las nuevas cifras apuntan que 10.000 casas se han desplomado y 444.600 hectáreas de cultivo han quedado destrozadas, según informó el Ministerio de Asuntos Civiles de China.

Los servicios de salvamento lograron rescatar unos 150 residentes de Siaolin. Uno de estos helicópteros de rescate, con tres tripulantes, se estrelló en el distrito sureño de Pintung mientras llevaba víveres y recogía personas incomunicadas.

Al menos 30 puentes y cientos de carreteras han sido destruidos parcialmente por Morakot, señaló el Ministerio de Transporte. El Hotel King Shai, de seis pisos, se desplomó y otros 16 hoteles han sido destruidos por el tifón en la isla, que también ha dañado más de 490 escuelas. Las provincias chinas costeras experimentaron una rápida urbanización en los últimos años, con muchos edificios construidos con calidades deficientes y cuya estabilidad peligra cuando se producen violentos fenómenos meteorológicos.

La estación meteorológica local había registrado precipitaciones de hasta 1.241 milímetros, la máxima cantidad de lluvia causada por un tifón en Zhejiang en los últimos sesenta años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios