El cónsul de Marruecos, dispuesto a expedir un pasaporte para Haidar si "pide perdón"

  • Reclama que la activista se disculpe ante el rey Mohamed VI si quiere volver a El Aaiún.

Comentarios 16

El cónsul de Marruecos en Canarias, Abderrahman Leibek, se mostró este miércoles convencido de que si Aminatu Haidar "pide perdón" a Mohamed VI por "el acto de traición a su patria" cometido al negarse a reconocer la nacionalidad marroquí en la ficha de control policial a su llegada a El Aaiún se le podrá expedir un nuevo pasaporte "en media hora".

Así lo manifestó Leibek en una rueda de prensa en la que, además de cuestionar la huelga de hambre que secunda la activista saharaui desde el 15 de noviembre en el aeropuerto de Lanzarote, adonde fue expulsada por las autoridades marroquíes tras los incidentes del día anterior, cuando le fue retirado su pasaporte, consideró que su situación responde a un "problema político" auspiciado por Argelia y el Frente Polisario y no "de derechos humanos".

Leibek subrayó que él es saharaui y ha estado siete años en las cárceles de Argelia. Afirmó que "todos los saharauis somos víctimas del delirio de grandeza" de ese país que, a su juicio, "ha creado el problema del Sáhara para dominar el oeste africano" y consideró que "la suerte está echada" porque "el Sáhara ya es marroquí", ya que "el 95 por ciento de los saharauis estamos por la unidad".

"Ni le van ni le vienen" las muestras de apoyo a Haidar

Respecto a los apoyos que está recibiendo la activista saharaui desde el inicio de su protesta, tanto de artistas, como de políticos y de otras personalidades del ámbito de la defensa de los derechos humanos y de la imagen que se está dando de Marruecos estos días, el cónsul afirmó que a él esos respaldos "ni le van ni le vienen", al tiempo que opinó que "los actores y los escritores viven de la imaginación y están muy lejos de la realidad, pero la política es otra cosa muy distinta".

Sobre el protocolo a seguir en el caso de que se produzca el perdón que se exige a Haidar para que ésta pueda volver a obtener un pasaporte marroquí, el cónsul afirmó que este documento sólo puede ser expedido en la oficina diplomática que dirige en la capital grancanaria, adonde tendría que desplazarse la activista para cumplimentar los impresos necesarios y adjuntar a ellos "cuatro fotografías".

Leibek descartó así que la entrega de ese nuevo pasaporte pudiera hacerse en el aeropuerto de Lanzarote, isla a la que, según dijo, "se va de vacaciones, no a ver a Aminetu Haidar", de cuyo abuelo, tíos y padre dijo ser amigo, "aunque cada uno está en un bando y ella salió por la tangente".

No obstante, el cónsul marroquí aseguró desear "lo mejor como persona humana" a Aminetu Haidar "y que no ponga su vida en peligro" con la continuidad de esa huelga de hambre que, en su opinión, le ha pedido que secunde el Frente Polisario, organización de la que ella, dijo, es "activista".

El cónsul de Marruecos en Canarias opinó que si esta medida de presión que sigue Haidar le llevara a la muerte sólo podrían ser responsables de su pérdida ella y "Argelia y el Polisario, que son los que están detrás de ella", y nunca Marruecos, ya que este país "no le ha dicho que haga esa huelga de hambre ni que se muera".

Leike distribuyó en la rueda de prensa fotocopias de dos cheques por valor de 50.000 y 480.000 dirhams, fechados en 2002 y 2003, con los que, según explicó, Marruecos indemnizó a Aminetu Haidar por las penas de cárcel que cumplió en ese país.

El cónsul hizo un repaso histórico del conflicto saharaui, cuyo inicio situó en 1956, cuando Marruecos logró su independencia y solicitó a España que descolonizara el Sahara para que le entregara "la provincia sur de Marruecos", y concluyó que su "solución" ya ha sido planteada por las autoridades marroquíes, en la forma de "un amplio estatuto de autonomía", algo que, según dijo, rechaza el Frente Polisario "porque no es libre, ya que es Argelia la que rechaza todos los planes de paz, vengan de donde vengan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios