Ley antitabaco

Jiménez: "La prohibición de fumar en otros países no ha tenido impactos económicos negativos"

  • La ministra de Sanidad adelanta que los locales "pequeños" podrán seguir vendiendo tabaco aunque no se pueda fumar en ellos.

Comentarios 68

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, explicó que los locales "pequeños" que en la actualidad venden tabaco en España, "podrán seguir haciéndolo" una vez entre en vigor en 2010 la reforma de la ley antitabaco, ya que con esta actividad "obtienen un margen de beneficio que para ellos es importante".

"En principio, la comisión que está trabajando en la reforma no ha manifestado ningún tipo de inconveniente a este respecto", porque lo importante es que todos los espacios públicos cerrados "estén libres de humo para proteger la salud de la ciudadanía y de los trabajadores de la hostelería", señaló Jiménez a la salida del acto de entrega de los III Premios a la calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Acerca de las supuestas pérdidas para el sector, que según la Federación Española de Hostelería alcanzarían los 11.000 millones de euros en 2010, la ministra del ramo argumentó que otros países con reformas similares a la que plantea España, como Italia, Irlanda, Reino Unido y Francia, han publicado "informes oficiales" en los que se ha demostrado que la prohibición total de fumar en locales cerrados "no ha tenido ningún impacto negativo, ni en la economía y ni en el sector hostelero".

En este sentido, sobre las ayudas a los propietarios de establecimientos de más de 100 metros cuadrados que acometieron reformas para adaptarse a la ley de 2005 y que ahora ven en ellas una inversión perdida, Jiménez comentó que, "en primer lugar, los hosteleros no pidieron ayudas cuando decidieron hacer la reforma y, en todo caso, los locales que hicieron algún tipo de obras son menos del 1 por ciento".

No obstante, la titular de Sanidad especificó que el proyecto "está en una fase de negociación", y, por este motivo, el ministerio "no quiere seguir introduciendo elementos de debate público, porque en esta fase se debe respetar el acuerdo al que hay que llegar con los distintos implicados". "Queremos que la ley se apruebe cuanto antes, por eso aventuramos la fecha de 2010 como un buen momento" para aprobarla, "pero el objetivo de este ministerio es que cualquier modificación legal se haga con el mayor consenso político y social posible", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios