Holanda rechaza legalizar el suicidio de ancianos sin una enfermedad terminal

  • El Parlamento aprobó en 2002 una ley de eutanasia bajo estrictas condiciones

La iniciativa ciudadana para que los ancianos mayores de 70 años puedan contar con una asistencia legal al suicidio en caso de que consideren que su vida "ya no tiene sentido", aunque no padezcan una enfermedad terminal, se encontró en la noche del jueves con la oposición de la mayoría del Parlamento holandés.

La iniciativa contaba con el apoyo de 160.000 firmantes, entre ellos destacados personajes de la sociedad holandesa. El bloque de rechazo estuvo formado por los dos partidos que integran la coalición de gobierno, el liberal de derechas VVD y el democristiano CDA, que contó con el apoyo de sus socios del Partido de la Libertad (PVV), del islamófobo Geert Wilders. Apoyaron claramente la idea el liberal de izquierdas D66. No obstante aunque algunos diputados del partido laborista (Pvda, Partido del Trabajo) la apoyaban, su grupo parlamentario finalmente la rechazó.

A pesar del rechazo, que se daba por casi seguro, la promotora de la iniciativa, Yvonne van Baarle, de la asociación promotora, no se mostró del todo decepcionada. "El hecho mismo de que hayamos traído este debate al Parlamento es, para nosotros, un hito. No obstante, la clase política pone de manifiesto que no está acorde con los tiempos que marca la sociedad. Quizás dentro de un tiempo la sociedad holandesa esté madura para un cambio de este tipo" , interpretó.

La eutanasia es legal en Holanda desde 2002. No obstante, sólo se puede practicar bajo estrictas condiciones, entre ellas que el paciente sufra dolores insoportables y que su estado sea irreversible. Además, debe expresar claramente su deseo de que se la aplique la "muerte dulce".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios