La Guardia Civil investiga el posible homicidio de la joven desaparecida en Orense

  • Laura Alonso Pérez, de 19 años, fue vista por última vez el pasado domingo.

Comentarios 7

El dispositivo de búsqueda de Laura Alonso, la joven de 19 años desaparecida en la localidad orensana Toén en la madrugada del pasado domingo, ha reducido en cinco kilómetros la superficie de rastreo tras el hallazgo, durante las últimas horas, de una chaqueta que pertenece a la joven en la población de Moreira. La prenda fue recocida por sus padres. Ahora el dispositivo de búsqueda se concentra en una superficie que abarca los cuantro kilómetros cuadrados en las proximidades del colegio de Toén, frente a los nueve kilómetros en los que ayer se distribuía el operativo.

El Teniente de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense, Javier Martín, encargado de coordinar el dispositivo, confirmó "el cambio de ruta atribuido a los últimos acontecimientos" y pistas halladas, pero no descarta "que en las zonas batidas halla algo", por lo que recaló en que "volverán a pasar por esos lugares". En este sentido, manifestó que seguirán buscando pistas "en la zona en la que ha aparecido el coche y por la que ellas se movió, ya que "sería la zona más lógica".

Con todo, añadió que "a lo mejor aparece dónde menos te lo esperas, eso no se puede predecir". "Veinte kilómetros serían diez minutos en coche", apuntó. El dispositivo de búsqueda arrancó a las 08,30 horas de esta mañana formado por, perros de rastreo, un helicóptero de Protección civil, patrullas de protección de la naturaleza, un vehículo todoterreno, ocho jinetes a caballo, y miembros de la Guardia Civil y Protección Civil. Además, por la tarde se unirá un equipo de buzos que se concentrará en el río Miño. En total unas ochenta personas, entre agentes y voluntarios, están participando en las labores de búsqueda de la joven de A Xestosa.

Tres objetos, el coche, un teléfono móvil y su chaqueta, son las tres pistas con las que trabaja la policía científica. Mientras tanto, hipótesis nada alentadoras rondan en la localidad de Toén, por lo que los padres de la joven "ya están recibiendo ayuda psicológica" porque "son los más necesitados", según apuntó el alcalde de Toén, Amancio Cid. Al mismo tiempo agregó que "quizás lo necesitemos todos los vecinos", pero ellos "son los que directamente lo están sufriendo más". "Si nos ponemos en su lugar tiene que ser desesperante". Esa ayuda está llegando gracias a la trabajadora social del ayuntamiento de Toén, que ya está visitando a los familiares de la joven, "destrozados" por el acontecimiento.

El regidor de la localidad, Amancio Cid, apuntaba que esta atención psicológica "está haciendo su buen efecto a través de la trabajadora social". El alcalde, afirmó que "no va a entrar en especulaciones" tras las hipótesis que se barajan en estos momentos. Al respecto, agregó que "la noticia es la noticia y lo demás está en manos de la Guardia Civil". El regidor de Toén señaló que "la ilusión por encontrarla sigue intacta", y como prueba de ello manifestó que "la gente sigue animada y sigue acudiendo a la zona de búsqueda sin convocatoria". Según el alcalde, "la misión prioritaria" en este momento es "que aparezca Laura".

Laura Alonso desapareció durante la madrugada del pasado domingo cuando regresaba en su vehículo desde a A Valenzá (Barbadás) hasta la parroquia de Xestosa (Toén), donde reside con sus padres, después de tomar algo con sus amigos. Tras despedirse de ellos, se dirigía a su casa, pero en este tramo se le perdió la pista porque nunca llegó a su domicilio.

Sus padres dieron la voz de alarma al día siguiente, al ver que la joven, de 19 años, no había regresado. Las labores de búsqueda dieron sus primeros frutos el lunes por la tarde, cuando el dispositivo localizó el turismo de la joven, un 'Seat Ibiza', que se encontraba en una pista de Alongos, una parroquia de Toén. El turismo estaba debidamente cerrado y aparcado y no había ninguna anomalía en el mismo.

Aunque en un primer momento las labores de búsqueda se centraron en los alrededores de la pista donde apareció el coche, el pasado martes localizaban su teléfono móvil en las inmediaciones del colegio de Toén, que se encuentra a una distancia aproximada de cuatro kilómetros de la pista donde apareció el turismo. Desde entonces, el operativo rastrea por tierra, aire y también en la zona del río Miño próxima al centro educativo de Toén, para tratar de localizar a la joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios