La mujer a la que Francia denegó la eutanasia murió por sobredosis de barbitúricos

  • Chantal Sébire, que había solicitado morir porque padecía un doloroso tumor incurable en la cara, apareció muerta pocos días después del fallo judicial

Comentarios 4

La causa de la muerte de Chantal Sébire, la mujer francesa de  52 años que padecía un tumor incurable en la cara y a la que la  justicia había denegado la eutanasia, se debió a la absorción de  una "dosis mortal" de barbitúricos, según ha confirmado hoy el  fiscal de Dijon encargado del caso, Jean-Pierre Alacchi.

Los análisis realizados a los restos de Sébire han constatado  la presencia en sangre de una dosis tóxica de  Pentobarbital, habitualmente de uso veterinario. "Las  concentraciones observadas están cerca de ser tres veces superior a  la dosis mortal de este producto", ha dicho Alacchi.

El fiscal ha anunciado que en la actualidad se está investigando las condiciones en las que Sébire pudo acceder a este barbitúrico, que  no se vende en farmacias.

Sébire padecía un tumor que le había deformado severamente el  rostro y provocado intensos dolores, pero perdió una batalla legal  en un tribunal de Dijon en la que solicitaba que los médicos le  ayudaran a morir. "Quiero morir disfrutando de la compañía de mi  hijos, amigos y doctores antes de dormirme para siempre al  amanecer", dijo. Sus restos mortales aparecieron sólo unos días  después de conocerse el fallo judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios