Esquelas de jóvenes para alertar del exceso velocidad

  • El Gobierno Alemán lanza una campaña de Tráfico en el que muestra a víctimas de accidentes sonriendo en vallas publicitarias

Comentarios 9

El Ministerio de Obras Públicas y Tráfico de Alemania ha presentado una nueva campaña de prevención contra el exceso de velocidad en las carreteras durante la Semana Santa, mediante la colocación de impactantes esquelas de jóvenes sonrientes en enormes vallas publicitarias.

Levanta el pie del acelerador es el lema de la última campaña de tráfico con la que el Gobierno de Angela Merkel pretende concienciar a la población contra el exceso de velocidad, primera causa de accidentes en las carreteras del país.

Una gran fotografía en blanco y negro de Martin, Tim y Lukas, tres amigos veinteañeros muertos en accidente de tráfico, ilustra una gran esquela colocada en una de las calles contiguas a la berlinesa Postamder Platz

En ella, un escueto texto señala que a los tres jóvenes "les gustaba pisar fuerte" y recuerda que, cada año, alrededor de 5.000 personas fallecen en las carreteras alemanas.

La imagen de una joven pareja formada por Gabi y Frank junto a sus dos hijos pequeños, Mia y Max, protagoniza otra esquela, en la que se puede leer: "Querían regresar a casa rápidamente".

También puede verse la fotografía de Marc -con casco- y Anja -sin él- cuyos alegres semblantes aparecen en una esquela de periódico junto a una gran cruz porque, según el cartel, "subestimaron la potencia de su moto".

Con esta campaña, el Gobierno federal pretende reducir a la mitad el número de víctimas en la carretera, sobre todo entre los conductores jóvenes y los motociclistas, que son los grupos de mayor riesgo.

Según los datos presentados por el ministro alemán de Tráfico, Wolfgang Tiefensee, con vista a estos días de fiesta, sólo el año pasado 430.000 personas resultaron heridas de gravedad en accidentes de tráfico, casi un tercio de ellos debidos al exceso de velocidad.

Tiefensee calificó de "señal de alarma" el hecho de que, si bien la cifra de muertes en la carretera está descendiendo, cada vez lo hace en menor medida.

Así, si entre el año 2000 y 2006 la cifra de víctimas mortales disminuyó un 5,6 por ciento, la bajada en 2007 se estancó en el 2,4 por ciento, mientras que el número de accidentes y heridos no varió sustancialmente.

A juicio de Tiefensee, especialmente peligroso es el exceso de velocidad en las carreteras secundarias y bajo condiciones atmosféricas adversas, en las que muchos conductores, subestimando la potencia de sus vehículos, descartan levantar el pie del acelerador.

Tiefensee declinó establecer un límite de velocidad generalizado en las carreteras alemanas, algo que no parece realizable bajo el Gobierno de coalición que dirige Merkel, ya que los cristianodemócratas se han opuesto históricamente a ello.

En este sentido, explicó que el problema radica en las carreteras nacionales y secundarias, donde la velocidad sí está regulada, pero no siempre es respetada por los conductores.

Alemania, que en comparación con otros países europeos registra un menor número de fallecidos en accidentes de tráfico, no cuenta con un límite generalizado de velocidad en las autopistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios