EEUU acepta el objetivo de reducir las emisiones de gases a largo plazo

  • Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Francia, Italia, Japón y Rusia tienen como objetivo reducir en un 50% los gases de efecto invernadero de aquí al año 2050.

Comentarios 1

Medio año antes de agotar su mandato, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, abandonó su resistencia a que se fije un objetivo a largo plazo para la protección del clima, en la segunda jornada de la cumbre del Grupo de los Ocho (G8) que se celebra en la ciudad japonesa de Toyako.

Los jefes de Estado o de gobierno de las siete naciones más ricas del mundo (Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Francia, Italia y Japón) más Rusia acordaron reducir al menos a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí al año 2050.

Hace apenas un año, Bush sólo se había comprometido a evaluar las perspectivas de este objetivo para mediados del siglo presente.

El presidente de Estados Unidos aceptó que las medidas vinculantes para alcanzar ese objetivo formen parte de las negociaciones auspiciadas por Naciones Unidas sobre un nuevo acuerdo climático, que culminarán en una reunión en Copenhague programada para finales de 2009.

El gobierno de Bush calificó la declaración final de la cumbre del G8 sobre la cuestión climática como un resultado excelente. Al fijar como objetivo la reducción en un 50 por ciento de los gases de efecto invernadero de aquí al año 2050 los países miembos del G8 se han comprometido con una visión común de largo plazo, dijo en Toyako el asesor para asuntos económicos de la Casa Blanca, Dan Price.

"Ha habido una discusión excelente y un resultado excelente", recalcó el consejero presidencial estadounidense.

Ahora se trata, agregó Price, de encontrar con todos los grandes países industrializados, es decir, incluyendo a China y la India, una estrategia vinculante para todos a fin de establecer objetivos de mediano plazo en la lucha conta el calentamiento global, tal como ha propuesto el presidente Bush.

El asesor de la Casa Blanca aseguró que esta meta podría alcanzarse este miércoles, el último día de la cumbre, durante una reunión de los líderes de los 17 países más industrializados del mundo.

Price señaló que la declaración de la cumbre sobre la protección del clima también destaca la enorme importancia del desarrollo de nuevas tecnologías para el desarrollo de fuentes de energía más limpias y ecológicas.

Las organizaciones ecologistas que siguen el desarrollo de la cumbre de Toyako expresaron su escepticismo sobre el compromiso asumido por los líderes del G8 en la lucha contra el cambio climático y criticaron especialmente la falta de un acuerdo para fijar objetivos de reducción de los gases contaminantes para el año 2020. "En el año 2050, (el primer ministro canadiense Stephen) Harper tendrá 91 años, Bush tendrá 104 años y (el primer ministro japonés Yasuo) Fukuda tendrá 114 años, así que no creemos necesariamente en sus compromisos", afirmó Ben Wikler, del grupo ecologista AVAAZ.org.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios