Doce detenidos por llevar a cabo cazas furtivas en varias provincias

  • La operación Bambi descubre además en Toledo un taller de taxidermia ilegal para las piezas

La Guardia Civil ha detenido en Madrid, Toledo y Salamanca a doce personas por llevar a cabo cacerías furtivas en diferentes puntos de España, incluido el Parque Nacional de Monfragüe, en la mayor operación desarrollada contra este tipo de redes, denominada operación Bambi.

En rueda de prensa, el instituto armado ha informado que se han incautado 53 armas, entre rifles, escopetas, y carabinas; así como unos 500 trofeos de caza: cabra hispánica, venados, jabalíes, muflones, gamos, rebecos, y otras especies protegidas y en peligro de extinción como la avutarda, la lechuza y el turón; también, crías de animales congeladas.

Además, en la provincia de Toledo ha sido descubierta una taxidermia ilegal, donde supuestamente parte de los ahora detenidos llevaban los animales abatidos, para ser disecados, y en Salamanca se han realizado dos registros en taxidermias, donde se han intervenido distintos trofeos y especies protegidas.

Algunos de los integrantes de la red tienen antecedentes por los mismos delitos desde los años ochenta.

Responsables de la Guardia Civil han declinado informar si entre los clientes de estas monterías furtivas hay personas conocidas, aunque han señalado que en general tienen un poder adquisitivo medio-alto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios