Detienen a un empresario por estafar presuntamente a sus trabajadores

  • El jefe utilizaba los datos de sus trabajadores para pedir créditos bancarios a través de sociedades civiles fantasmas.

Comentarios 2

Los Mossos d'Esquadra han detenido al empresario gerundense Jordi Cantillo Fontanals que ha sido denunciado por estafar a sus trabajadores constituyendo de forma fraudulenta diversas sociedades civiles a través de las cuales solicitaba créditos, sin su consentimiento.

La Policía desconoce por el momento a cuantas personas puede haber afectado esta estafa, pero la cifra podría llegar al centenar teniendo en cuenta que entre empleados y ex empleados se ronda esa cifra.

Los afectados son ex empleados y empleados básicamente de la financiera Anius Finanzas y también algunos de Voices of Sifredus, que se dedica a la venta de aparatos electrónicos por Internet. Cerca de una treintena de posibles afectados se han acercado en los últimos días a la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Girona para denunciar la situación.

Una de las personas afectadas, Sara Morabà, ha explicado que le habían abierto varias cuentas corrientes en diferentes entidades bancarias y solicitado un crédito sin su permiso.

"Habían abierto cuentas a mi nombre y a nombre de otra persona que yo no conocía de nada, me enseñaron una fotocopia de mi DNI, era una cuenta abierta vía on line y toda la tramitación está hecha en base a fotocopias a través de Internet", ha explicado la joven.

Tras recibir las denuncias de decenas de personas, los Mossos d'Esquadra abrieron una investigación y ayer por la noche detuvieron a Jordi Cantillo, como presunto autor de un delito de estafa, sobre el cual todavía se debe conocer qué grado de participación tiene.

Los Mossos, que están recibiendo más denuncias y comprobando cuáles son las personas realmente afectadas, investigan ahora si podría haber más estafados e implicados en el delito.

Jordi Cantillo Fontanals, uno de los máximos accionistas individuales de la Real Sociedad, aseguraba ayer, antes de ser detenido, que el único problema que se había producido era un retraso en el pago de los salarios del mes de julio a sus empleados y que no había pedido ningún crédito de forma fraudulenta.

La Policía, que hasta ayer había recibido una treintena de denuncias, las está estudiando para comprobar realmente a cuántas personas se les han abierto cuentas o créditos a su nombre e investiga cuántas otras personas pueden estar afectadas sin saberlo.

Jordi Cantillo afirmaba, según recoge el periódico El PUNT, que ha tenido problemas en Anius Finanzas pero no en Voices of Sifredus y que no entiende las denuncias.

En Anius Finanzas admitió dificultades en el pago a los trabajadores porque dos operaciones le salieron mal y añadió que se trataba de una venganza de sus empleados. Cantillo explicó que tenía los documentos en regla, pero que entraron a robar en un par de locales en Girona y se los llevaron.

En este sentido, manifestó estar seguro de que los ladrones podrían ser de las mismas empresas porque entraron sin forzar las cerraduras. Está previsto que el detenido pase a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Girona, entre mañana y pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios