La DGT recaudará por multas casi el doble que antes del carné por puntos

  • Las previsiones para este año son un 87% superiores al montante de 2005, último ejercicio en el que estuvo vigente el antiguo sistema · Tráfico lo atribuye al alza de tarifas y a más eficacia en los cobros

Comentarios 2

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera recaudar por multas a lo largo de todo este año 360 millones de euros, un 87% más que en 2005, último ejercicio completo antes de la entrada en vigor del permiso de conducir por puntos, el 1 de julio de 2006.

Según consta en las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado, Tráfico prevé obtener unos ingresos por los conceptos de multas y sanciones de 360,6 millones de euros en 2008, frente a los 322 millones de 2007, los 220 de 2006 y los 192 millones de euros de 2005.

El carné por puntos comenzó su andadura el 1 de julio de 2006, y ya al año siguiente, la DGT esperaba un aumento de la recaudación del 68% con respecto al año anterior.

El importante incremento de los ingresos por multas no se debe tanto, según la DGT, a un aumento del número de denuncias practicadas en las carreteras por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que se mantiene bastante estable en los últimos años, sino a la subida sostenida de las tarifas y a la mayor eficacia en el cobro.

De hecho, el nuevo centro de gestión de denuncias que se puso en marcha en León el pasado mes de marzo, ha permitido reducir el tiempo medio de notificación de las multas de radar de dos meses a sólo 14 días. De hecho, estas instalaciones -conocidas como Centro Estrada-, gestionadas por las empresas Indra, Athos y Telvent, cuentan con una plantilla de 120 técnicos cuyo objetivo de partida es reducir hasta los diez días el plazo de comunicación de las sanciones a los conductores. Para ello, el centro se conecta mediante fibra óptica a los radares de las autovías y autopistas estatales. Las imágenes registradas por estos dispositovos se validan en el Centro Estrada, gestionando de forma automática las respectivas sanciones. Pere Navarro, director General de Tráfico, aseguró en su día que sólo se impondrían sanciones en los casos que presenten "cien por cien fiabilidad", haciendo referencia a la dificultad que muchas veces entraña estipular la infracción mediante una imagen tomada por un radar. La recepción de los radares de autopistas y autovías se realiza mediante fibra óptica y la de los ubicados en carreteras secundarias, por GPRS.

El Ministerio del Interior pretende agilizar aún más los trámites administrativos y prepara una reforma del procedimiento sancionador, que permitirá sustituir la publicación de la denuncias en el boletín oficial de la provincia correspondiente por un anuncio en una página web de la DGT debidamente acreditada. Interior también quiere sustituir el domicilio postal por un domicilio electrónico en el caso de los vehículos de empresa y habilitar la figura del conductor habitual a la hora de notificar las sanciones.

No obstante, los ingresos por multas apenas suponen un tercio del total de lo recaudado anualmente por la DGT. Sólo por tasas de Tráfico, el Estado ingresará este año 559 millones de euros -frente a los 360 millones por sanciones-, un 30% más que hace cuatro años. Además, la DGT suele recaudar por todos los conceptos más de lo previsto inicialmente y, de hecho, en el último presupuesto liquidado, el de 2006, Tráfico recaudó un 12% más de lo que había calculado en un principio. En el avance de liquidación de los presupuestos de 2007, el incremento de los ingresos sobre los previstos en las cuentas públicas aprobadas en el Parlamento llega ya actualmente al 18%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios