La DGT espera 15,6 millones de desplazamientos en Semana Santa

  • El operativo especial de tráfico comienza hoy y se extenderá hasta el 24 de marzo · El año pasado, durante el mismo periodo vacacional, perdieron la vida en las carreteras españolas 103 personas

La Dirección General de Tráfico (DGT) presentó ayer la campaña de sensibilización y el dispositivo especial con motivo de la Semana Santa. Para este año se esperan 15,6 millones de desplazamientos desde hoy y hasta el próximo día 24 de marzo. Eso supone un millón más que el año pasado. Entonces murieron 103 personas en todo el periodo, una cifra que se ha mantenido relativamente estable en las Semanas Santas de los últimos cuatro años, una tendencia que contrasta con una reducción de la siniestralidad del 32% el año pasado.

"No hemos sido capaces entre todos de reducir los accidentes y los fallecidos", lamentó ayer el director general de Tráfico, Pere Navarro, en alusión a la siniestralidad en Semana Santa, "el periodo más duro y difícil" del año, admitió. Es el momento con mayor volumen diario de desplazamientos y la noche del miércoles santo es la que acumula más tráfico de todo el año.

La nueva campaña de la DGT, que se difundirá en prensa, televisión, radio e internet con el eslogan de Esta Semana Santa, todos contamos, todos descontamos, trata de concienciar a los conductores sobre la alta siniestralidad de estas fechas.

Navarro no se atrevió a dar una cifra que consideraría optimista en cuanto a la reducción de la siniestralidad en Semana Santa, después de que el año pasado se atreviera a decir antes de las vacaciones que si no se bajaba del centenar de muertos -lo que no ocurrió- "alguna cosa está fallando". "Las cosas van razonablemente bien este año. Habrá que ver si somos capaces de trasladar esta mejora del comportamiento a la Semana Santa", confió.

La mayoría de los accidentes en las vacaciones de Semana Santa se producen en trayectos cortos, conocidos, en desplazamientos de ocio y carreteras convencionales. Dos de cada tres siniestros tienen lugar en las provincias de destino del conductor. El 27% de los fallecimientos son por la noche y dos tercios de los accidentes mortales se dan en carreteras secundarias.

El dispositivo especial de este año tendrá dos fases, una que comienza hoy y una segunda -más importante- que se pondrá en marcha el miércoles santo, y en él participarán 8.900 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, 600 más que en 2007.

Se da la circunstancia de que este año el miércoles santo coincide con el día de San José, festivo en Castilla-La Mancha, Valencia, Galicia, Murcia, Navarra y País Vasco, lo que permitirá una salida más escalonada en estas comunidades. Por contra, la operación salida se retrasará hasta la tarde del jueves santo en Cataluña, donde este día no es festivo.

La vuelta, se concentrará en el domingo de resurrección (23 de marzo) y el lunes de pascua (24 de marzo) en aquellas comunidades donde también es festivo.

Se espera que los principales problemas se concentren en las salidas de Madrid hacia segundas residencias cercanas o hacia las costas del Mediterráneo, afectando a carreteras de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía.

Entre las medidas de prevención que se pondrán en marcha en la operación, figura el despliegue de 305 coches de la Guardia Civil equipados con radar, de ellos 262 camuflados y móviles, que se unirán a los 317 puntos fijos de control de velocidad distribuidos por toda España.

Además, la Agrupación de Tráfico tiene previsto movilizar estos días otros 561 vehículos preparados para la detección del consumo de alcohol y drogas entre los conductores.

Para regular y controlar el tráfico, la DGT contará también con sus 1.121 cámaras de televisión instaladas en las principales ejes, 2075 estaciones de toma de datos, la participación de 18 helicópteros en misiones de vigilancia con una cobertura casi absoluta de la red, así como los 1.711 paneles de información para los conductores. Durante las horas y los días más conflictivos se restringirá también la circulación de camiones, el transporte de mercancías peligrosas y se suspenderán temporalmente las obras en las carreteras.

Navarro también confió en dos instrumentos con los que se afrontará este periodo de desplazamientos: el carné por puntos, que con 20 meses en vigor ha supuesto la retirada de tres millones de puntos a un millón de infractores, mientras que 9.000 han perdido el carné o están en trámite de perderlo. En ese tiempo, los muertos en carretera se han reducido en 800, recordó. El segundo instrumento es la reforma del Código Penal en materia de tráfico, por la que la Guardia Civil ha abierto 4.621 atestados, el 2% por exceso de velocidad y el 98% por alcohol. El director general de Tráfico no pudo precisar cuántos conductores están en prisión, pero aseguró que todos tienen "un historial duro, cargado de antecedentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios