La DGT duplicará los controles de velocidad en las carreteras

  • Un dispositivo de 264 radares móviles controlarán a aproximadamente 1,5 millones de vehículos hasta el 27 de mayo.

Comentarios 5

La Dirección General de Tráfico (DGT) duplicará desde este miércoles y hasta el 27 de mayo los controles de velocidad en las carreteras secundarias. Se establecerán servicios de vigilancia en casi 2.000 tramos de carreteras con los 264 radares móviles de que dispone la DGT y se controlarán aproximadamente 1,5 millones de vehículos. Tráfico busca de esta forma reducir los accidentes en estas carreteras, donde el año pasado se produjeron el 78 por ciento de los accidentes mortales y de las víctimas. 

La velocidad inadecuada es, en el 25 por ciento (504) de los casos, la causa de los accidentes mortales en las carreteras españolas, por ello la DGT aumentará considerablemente los controles de carretera. Ya con las medidas tomadas desde 2003 por el departamento dirigido por Pere Navarro, los accidentes mortales y fallecidos en carretera convencional se redujeron a la mitad, por ello la DGT espera que esta medida baje aún más los números de víctimas.

La DGT realizará además una campaña de concienciación en las cadenas de radio y en la prensa escrita en la que se recordará a los conductores el riesgo de la velocidad excesiva. El año pasado, 1.499 accidentes mortales tuvieron lugar en carreteras secundarias, sobre un total de 1.929. De las 2.181 víctimas mortales, 1.706 fallecieron en carreteras secundarias. Los muertos por velocidad excesiva fueron 502 personas en carretera secundaria y 77 en autopista-autovía.

Las autoridades de Tráfico han recordado que la disminución de la velocidad media en un cinco por ciento supone una reducción aproximada del 20 por ciento de los accidentes mortales y del 10 por ciento de los accidentes con heridos, según el estudio Nilsson sobre velocidad. 

Desde el año 2003, el porcentaje de accidentes en los que se registró velocidad inadecuada ha descendido tres puntos, tanto en autopista-autovía como en carretera convencional. La velocidad media de los conductores ha seguido disminuyendo, al pasar de 116,7 kilómetros/hora en 2005 a 114 kilómetros/hora en 2007. El número de vehículos detectados por radares a más de 140 kilómetros/hora también se ha reducido, desde un 6,8 por ciento en 2005 a 0,8 por ciento en 2008. La Dirección General de Tráfico considera que esta reducción se debe a la puesta en marcha del Plan de radares fijos 2005-2007, que finalizó con la instalación de 521 puntos fijos de control de velocidad, 264 radares móviles, y la mayor vigilancia en las carreteras por el aumento del número de Agentes de Tráfico de la Guardia Civil, que ha alcanzado el número de 9.000.

La mitad de los conductores supera la velocidad máxima

En todo caso, el 50 por ciento de los conductores europeos supera en algún momento los límites de velocidad, según una de las conclusiones del informe sobre Gestión de Velocidad, llevado a cabo por el Centro de Investigación del Transporte (OCDE-CEMT).

La Dirección General de Tráfico ha recordado que la velocidad también influye en la distancia de detención del vehículo: a mayor velocidad, mayor distancia para detenerse. Si un vehículo va a 120 kilómetros/hora, su conductor necesita una distancia superior a un campo de fútbol para detenerse. 

El sistema de Permiso por Puntos contempla la pérdida entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción, dependiendo del exceso de velocidad cometido. Desde la entrada en vigor de la Ley, más de un 40 por ciento de las sanciones y más de un 35 por ciento de los puntos detraídos lo han sido por causa del exceso de velocidad.

Durante el pasado año, 258 personas fueron detenidas y puestas a disposición judicial por infringir la normativa del Código Penal relativa a la velocidad. Esto supone un porcentaje del 1 por ciento con respecto al total de diligencias prácticas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en aplicación del Código Penal.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios