Sociedad

'Copionas' pilladas por culpa de Facebook

  • Dos estudiantes de Medicina belgas se 'ayudaron' en un examen a través de la red social.

Comentarios 16

Las dos estudiantes belgas que admitieron haberse intercambiado las preguntas de una prueba universitaria a través de sus terminales de móvil, mostraron su arrepentimiento y "desolacion" por haber cometido fraude al haber "subestimado el poder de Facebook".

Las autoridades belgas de Educación decidieron admitir como "elemento probatorio de fraude" la conversación que las dos estudiantes universitarias mantuvieron durante una prueba de Facultad -vía Facebook- en la que se intercambiaban información, fechas y datos relativos al ejercicio.

En ese sentido, Annelien Verhoesgtrate, una de las dos jóvenes implicadas (que ejerció de portavoz de la otra), aseguró no haber pensado jamás que una "simple conversación en Facebook" le iba a suponer "semejantes consecuencias". "No me habría imaginado nunca que una sesión de "chateo" en Internet iba a tener este resultado. Creo que mi colega y yo hemos subestimado el poder de Facebook", asegura. Annelien, de 21 años, es -al igual que su colega que no quiere aparecer en público- estudiante de Medicina en la Clínica Universitaria Católica de Brujas (KHB).

El Consejo sobre Fraudes en los Exámenes, dependiente del Departamento de Educación del gobierno flamenco, analizó la decisión de la KHB de Flandes, en la parte norte de Bélgica, que dio una nota de "cero" a las dos estudiantes por haber "hecho trampa en el examen escrito". Los vigilantes del examen se dieron cuenta de que ambas estaban constantemente tecleando su móvil y al mismo tiempo miraban constantemente a su alrededor para evitar ser descubiertas.

Dado que no existían pruebas materiales del fraude, los vigilantes decidieron confiscarles los teléfonos y examinar el intercambio de mensajes entre ellas antes y después del examen. La sorpresa fue mayúscula al comprobar que entre otros había mensajes como estos: "¿Me ayudas con esta pregunta?", "claro, no hay problema" o "je, je, si no nos hubiésemos ayudado en este examen estaríamos bien jodidas, ¿no?".

"No tienen pruebas sólidas contra nosotras. Lo único que han podido demostrar es una copia de nuestros intercambios de mensajes en Facebook. La verdad es que tanto mi colega como yo hemos hecho los exámenes sin ayudarnos, esa esa la pura verdad", se defiende Annelien. "Lo mínimo que habrían podido hacer los vigilantes de los exámenes era haber cotejado nuestros ejercicios escritos, poniendo uno al lado del otro, para ver si las respuestas eran idénticas. Pero prefirieron acusarnos directamente", agrega.

Aunque ambas admitieron haber mantenido esa conversación vía Facebook, aseguraron que su intercambio nada tenía que ver con el examen y que se trataba de simples "mensajes personales". Las autoridades belgas piensan de forma bien diferente y han decidido admitir a trámite la demanda del centro educativo en cuestión contra los dos alumnos por fraude en los exámenes escritos. Ahora ambas deberán repetir los exámenes en cuestión, en los que supuestamente copiaron. Se trata de las asignaturas de neurología y cardiología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios