Cincuenta incendios arrasan zonas de Orense, Asturias y León

  • Los fuegos que azotan los montes de la provincia gallega, tres de ellos de gran envergadura, han movilizado a 800 miembros de la Unidad Militar de Emergencias

Cincuenta incendios forestales arrasaron ayer el noroeste de España, amenazando zonas de gran valor ecológico, especialmente en la provincia de Orense, pero también en Asturias y León, donde el martes falleció un brigadista cuando participaba en las tareas de extinción de un fuego.

En Segovia, agentes de Medio Ambiente hallaron el martes el cadáver de un hombre de unos 65 años cuando acudieron a la extinción de un pequeño incendio, y aunque no se han determinado las causas, algunos vecinos no descartan la posibilidad de que el fallecido iniciara la quema de unas ramas, se cayera y muriera, se supone que por inhalación de humo o por las quemaduras.

Representantes del Gobierno central y de la Xunta de Galicia mantuvieron ayer una reunión del Comité Integrado de Prevención de Incendios Forestales (CIPIG) para hacer frente a "una situación sin precedentes", en palabras del conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez.

En estos momentos se encuentran en Galicia 800 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias y 20 unidades aéreas, que trabajan en 16 incendios, de los que 8 están controlados, entre ellos el que ha arrasado más de mil hectáreas en Lobios.

Los fuegos surgidos en los últimos días siguen arrasando numerosos montes gallegos, casi exclusivamente en la provincia de Orense, tres de ellos de gran envergadura.

Los servicios de extinción de incendios lograron controlar ayer uno de los fuegos de mayor envergadura de los últimos días en Galicia, que quemó más de mil hectáreas y, aunque la Xunta de Galicia admitió cierta mejoría de la situación, la sigue considerando "preocupante".

El fuego que quemó un millar de hectáreas en Lobios (Orense), que procede de un gigantesco incendio en Portugal, llegó a ser controlado, pero se mantiene otro de grandes proporciones en Manzaneda, el mayor de los registrados en los últimos días en Galicia, que se calcula quemó unas 1.800 hectáreas.

Según la organización ecologista Adega, en los primeros 15 días de octubre los incendios registrados en Orense han arrasado cerca de 10.909 hectáreas en cuatro espacios protegidos de la Red Natura.

En Asturias, 23 incendios continuaban activos ayer en los concejos de Cangas del Narcea, Somiedo y Allande, de los que 16 estaban controlados.

En León, permanecen activos once incendios, entre ellos el de Molinaferrera, en el que un brigadista perdió el martes la vida cuando participaba en las labores de extinción.

11.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios