El centro de Chile sufre un seísmo, réplica tardía del gran terremoto de 2010

  • Los expertos dicen que estos movimientos de la tierra podrían extenderse cinco años más

El seísmo de 6,8 grados que el domingo sacudió más de 1.300 kilómetros de territorio chileno, réplica tardía de aquel de 8,8 grados que devastó varias regiones del país en 2010, dejó 14 heridos y centenares de evacuados, según informaron los expertos y los cuerpos de emergencia.

Miguel Ortiz, jefe de Alerta Temprana de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), confirmó ayer a los periodistas que el sismo dejó catorce personas heridas, once en la región del Maule, dos en Santiago y uno en el Biobío. Ortiz consideró tangencial al temblor la muerte, en la región del Maule, de José Rebolledo, a quien le sobrevino un infarto cardíaco en el momento del sismo.

En esa región, 289 personas permanecían aún ayer en lugares de seguridad, tras ser evacuadas de sus hogares en las localidades costeras de Constitución, Duao, Iloca, La Pesca y La Panimávida. Según Ortiz, tras el sismo fueron evacuadas 24.283 personas, 14.320 de ellas en la región del Bíobío, 9.360 en Maule y 400 en la región de O'Higgins.

Recordó, además, que desde la catástrofe de febrero de 2010, que causó 524 muertos, 800.000 damnificados y daños por 30.000 millones de dólares en seis regiones de Chile, los expertos han advertido de que sus réplicas podrían extenderse durante cinco años más.

Sobre la base de que el seísmo del domingo, que fue seguido por más de 20 réplicas, se localizó en la misma falla geológica que el terremoto de 2010 (bajo el lecho marino, a unos 360 kilómetros al suroeste de Santiago), los expertos han justificado que se trata de una réplica de aquél.

El Instituto Sismológico de la Universidad de Chile situó el epicentro a 24 kilómetros al noreste de la localidad de Constitución y el hipocentro a una profundidad de 40,7 kilómetros. Constitución fue una de las localidades más afectadas en 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios