Aumentan un 9% las agresiones a médicos de pacientes descontentos

  • En total hubo el año pasado 357 denuncias de los 496 ataques que constan · Extremadura y Andalucía son las que más sucesos registran · El colectivo cree que hace falta endurecer las sanciones

El pasado año los médicos sufrieron un total de 496 agresiones por parte de pacientes o sus familiares, un 9,2% más que en 2010, y un 72% de ellas, 357, acabaron en denuncia.

Éstos son algunos de los datos del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), dados a conocer ayer, que recoge los hechos de violencia que los facultativos sufren en el ejercicio de su profesión, recopilados a través de los 52 Colegios Oficiales de Médicos, que representan un colectivo de 225.000 profesionales.

Los representantes de los médicos consideran que las cifras son sólo "la punta del iceberg" de lo que está ocurriendo.

La OMC no atribuye el incremento de las agresiones a los recortes que se están produciendo en algunas comunidades, sino más bien a la "discordancia" entre las expectativas del paciente y lo que el médico le ofrece.

Así lo manifestó el presidente de esta organización, Juan José Rodríguez Sendín, quien, no obstante, advirtió que los ajustes "no van a ayudar, al menos, a los primeros que tienen que dar la cara, que son los médicos de familia".

Precisamente es este colectivo el que sufre más agresiones: el 57% de los casos se dieron en Atención Primaria y un 13% en urgencias extrahospitalarias.

Por autonomías, y en términos absolutos, el mayor número de agresiones se produjeron en Andalucía (26%), seguida de Madrid y la Comunidad Valenciana (un 14% en ambas) y de Cataluña (11 %).

No obstante, sí se cuantifican las agresiones por cada 1.000 colegiados, que da "una visión más real" de la situación, Extremadura encabeza el ranking, por delante de Andalucía y Castilla y León, explicó el secretario general de la OMC, Serafín Romero.

El coordinador del Observatorio de las Agresiones, José Alberto Becerra, insistió en la importancia de concienciar a la sociedad y a las administraciones públicas de la situación.

"No vamos a permitir ninguna agresión a ninguno de nuestros colegiados", advirtió el doctor Becerra, quien explicó que se están intensificando los contactos con las fiscalías para intentar unificar criterios y que los agresores reciban la sanción que les corresponda.

"Pedimos que al agresor no le salga gratis agredir", subrayó el presidente de la OMC.

Para el doctor Rodríguez Sendín, "un médico agredido es un médico humillado" que necesita un tratamiento rehabilitador.

El sector público sigue siendo el que registra más agresiones, con un 89% de los casos, mientras que en la sanidad privada se han producido el 11% restante, porcentaje que ha aumentado respecto a 2010 (9%).

En cuanto al perfil del agresor, el 56% se trata de pacientes sin antecedentes, el 18% tienen una enfermedad orgánica, el 17% cuenta con antecedentes psiquiátricos y el 9% restante tiene relación con drogas.

El 28 % de los agresores son familiares del paciente, el 27 % son pacientes programados (con cita previa), el 26 % son no programados y el 19% no son usuarios habituales del centro donde se produce la agresión.

En cuanto a las causas, el 38% se producen por discrepancias en la atención médica, el 13% por no recetar el medicamento propuesto por el paciente y el 8% por el tiempo en ser atendido.

El doctor Sendín reconoció el sufrimiento que sufre un paciente en lista de espera, pero considerando que "ello no justifica la violencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios