El equipo de Atapuerca cree que el 'Homo Antecessor' es nuestro antepasado directo

  • Uno de los codirectores del yacimiento, Juan Luis Arsuaga, señala, en la presentación de sus restos óseos, que es "el mejor candidato para ser nuestro antepasado".

Comentarios 9

El equipo director de las excavaciones de Atapuerca (Burgos) considera que el ‘Homo Antecesor’, al que corresponden los restos de una mandíbula de 1,2 millones de años encontrada el pasado verano en los yacimientos de esta sierra burgalesa, es el antepasado directo del hombre actual.

Arsuaga ha señalado que con los hallazgos de diversas especies del género Homo en los últimos años está claro que la evolución no es algo lineal, sino "muy ramificada, con dos o más especies existiendo de forma simultánea".

En este sentido, ha explicado que algunas de las especies son parientes del hombre actual y otras son antepasados directos, "los padres de los padres de nuestros padres", ha dicho, entre los que destaca el papel del Antecesor.

Otro de los codirectores de los yacimientos, José María Bermúdez de Castro, ha destacado que los restos de mandíbula fechados hace 1,2 millones de años, que han sido objeto de la publicación en portada en la revista Nature, corresponden a "la primera especie genuinamente europea".

"Se trata probablemente de la primera especie formada en Europa a partir de la salida de homínidos de África hace unos dos millones de años, aunque ahora falta por determinar con pruebas este origen y saber cuál fue su destino", ha precisado Bermúdez de Castro.

Por su parte, otro de los codirectores, Eudald Carbonell, ha trazado la cronología de la evolución a partir de la llegada, probablemente a Oriente Próximo, de una especie procedente de África, hace 1,8 millones de años.

Esta especie africana se habría desplazado hacia Asia, dando lugar al Homo Erectus, y hacia el oeste, hacia Europa, donde se ha localizado al Homo Antecesor.

Carbonell ha descartado la posibilidad de que hubiera un paso de homínidos africanos por el estrecho de Gibraltar y ha desvinculado el Homo Antecesor de África por "la relación entre lo biológico y lo cultural".

Ha sostenido que miles de años antes de la fecha en la que están datados los restos de Homo Antecesor localizados en Atapuerca, en África ya hay evidencias del uso de hachas.

"Todo indica que en África había un notable desarrollo tecnológico, mientras en Europa se puede hablar de subdesarrollo tecnológico, con sólo unas pocas herramientas muy rudimentarias; si el paso hubiera sido directamente desde África también se habrían traído su tecnología", ha precisado Carbonell.

Los tres codirectores mostraron los hallazgos que han dado lugar a la publicación en Nature en una rueda de prensa celebrada en una carpa provisional, en el lugar donde se construyen el Museo de la Evolución Humana y el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, en la capital burgalesa.

Los tres codirectores han coincidido en destacar la importancia de estas nuevas infraestructuras para respaldar la importancia de los yacimientos de Atapuerca que, después de 30 años de trabajo de excavación, Arsuaga ha considerado que son "sin duda el proyecto más importante del mundo en el estudio de la evolución humana".

El Museo de la Evolución Humana está financiado íntegramente por la Junta de Castilla y León, con una inversión de 70 millones de euros, mientras el Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, cuyo coste es de 14 millones de euros, está financiado al 50% por la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Educación y Ciencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios