El regreso de los referentes

  • El rol goleador de Jesus Navas y la vuelta de Negredo hacen ganador al Sevilla · En Mestalla también aparecieron ambos.

Cuatro jornadas después, y otra vez a domicilio, el Sevilla volvió a saborear las mieles del triunfo. En Santander el partido fue mucho más cómodo que en Valencia, pero la necesidad y los nervios que arrastraba este equipo podían crear un campo de minas incluso en un estadio, El Sardinero, que ya se resigna al descenso. En ambos escenarios concurrió una doble circunstancia, un buen partido de Negredo aun sin marcar y un gol decisivo de Jesús Navas. Con el regreso al equipo del vallecano y el reencuentro con el gol del palaciego el Sevilla se vio otra vez ganador y sumó tres puntos para mirar de frente a sus complicados retos.

No es cuestión baladí que los referentes del equipo aporten de verdad. Sin Negredo, el Sevilla no se hallaba, se apagaba sin un faro. Y sin el gol, el buen juego que estaba mostrando Jesús Navas quedaba en nada. El palaciego había desperdiciado ocasiones claras. El jueves no, a su partidazo le puso la guinda del gol que abrió la espita, a diferencia que en Mestalla, donde marcó el de la sentencia. Los dos son de oro. "Estoy contento -confesaba a este diario el extremo-. Siempre que marcas es bueno, yo trabajo para crear peligro y crear ocasiones. Marqué el primero, pero también hubo más ocasiones de hacer goles. Yo me quedo con la actitud, que es lo me pide el míster, y con crear peligro arriba. Todos estamos aportando y todos tenemos que tirar en la misma dirección".

Negredo, ausente ante Atlético, Sporting y Barcelona, no le daba excesiva importancia a la coincidencia de su regreso con el triunfo. Apuntaba al colectivo, como Navas: "Necesitábamos de todos. La gente estaba muy metida en el partido, se vio que todos íbamos a una y eso es lo que hay que hacer. Ahora vamos a Granada y hay que dar otra vez esta imagen, la de saber tratar los partidos, saberlos llevar y jugar y ser inteligentes".

Al vallecano ni siquiera le dio coraje no marcar él: "No, no, de verdad que no. Era un partido de los que hay que ganar como sea, da igual quién marcara. Lo hizo Jesús, que también necesitamos que haga goles, y luego Manu, que desde la mediapunta los movimientos y los desmarques que da son muy importantes. Eso al final es lo que hará que este equipo sume, porque no podemos depender de los goles de los delanteros solamente. Si un delantero no está en racha es necesario que otra gente haga los goles".

Jesús Navas sí reconoce que su gol tuvo trascendencia: "Sobre todo porque estábamos encajando goles primero y eso nos hacía ir siempre contracorriente. Ponernos por delante nos dio alas y tranquilidad para llevarnos el partido".

En la mente de Negredo también está la Eurocopa, aunque el vallecano, muy condicionado por las lesiones, necesita goles. Diez partidos quedan antes de la lista de Vicente del Bosque y el sevillista sabe que va a contrarreloj. Pese a eso, no se obsesionó con marcar en Santander y ofreció otra labor muy necesaria: "Yo tenía muchísimas ganas de volver para ayudar al equipo y lo intenté hacer lo mejor posible. Salieron las cosas bien pero yo creo que todavía me queda mucho para estar al cien por cien. Esperemos que ahora cambie la racha con la confianza que hemos cogido para ganar".

Su compañero agradece esa labor sorda: "Ha trabajado bien, después de estar un tiempo lesionado ha corrido bastante, ha creado peligro y ha aportado cosas buenas. Es un delantero referente, igual que Fredy (Kanoute)".

Uno y otro se quedan con el espaldarazo moral del triunfo al trabajo y la actitud que, sin premio, estaba teniendo el Sevilla de Míchel. "El equipo está entrenando bien, está siguiendo una línea y en Santander lo pudimos plasmar en el campo. Yo creo que tenemos que mejorar siempre, en cada partido hay que mejorar cosas y no podemos quedarnos con este triunfo", decía ambicioso Navas. Y Negredo sabe que la Eurocopa pasa por vaciarse en el Sevilla. De entrada, el Sevilla notó su vuelta, después de haber dejado atrás una nueva lesión muscular: "Eso condiciona, porque merma físicamente, tienes que hacer una recuperación aparte. Luego yo soy un jugador de coger el ritmo con la dinámica de partidos, pero ya estoy bien para sumar, aunque me quede un poco. Ha sido mala suerte tener tantas lesiones, dos roturas de forma distinta. Hay que coger la buena forma y pensar solamente en que no pase más".

Jesús Navas, por último, ponía el acento en la próximo cita, el lunes en Los Cármenes: "Cualquier rival es complicado. El Granada va a salir a por todas, pero igual que nosotros, porque nos jugamos muchísimo". Tanto a nivel particular como colectivo, cabría añadir en el caso de los dos internacionales, dos referentes cuya aportación es clave para este Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios