sevilla F.c.

El penúltimo esfuerzo

  • Jiménez mentaliza a su equipo para lograr el sábado los tres puntos que certificarían la consecución del objetivo atando la cuarta plaza · La labor psicológica toma protagonismo y les pide vaciar el depósito

Comentarios 10

Si todas las semanas para un entrenador como Manolo Jiménez son de insistir psicológicamente en varios aspectos sobre la plantilla, en estos días el técnico del Sevilla tira de todos los mecanismos que conoce para que su mensaje cale con mucha más profundidad sobre el grupo. El objetivo está cerca. La meta que el consejo de administración marcó a comienzos de temporada está próxima a cumplirse y los protagonistas están recibiendo una sobredosis de mensajes encaminados todos ellos a buscar el último esfuerzo en pos de los puntos que terminen de certificar lo que el club busca, que no es otra cosa que la clasificación para la Champions.

La labor psicológica también tenía que sortear un escollo con la disputa de la final de la Copa del Rey en la noche de ayer. Inconscientemente, durante estos días previos al choque en Mestalla a los futbolistas del Sevilla le han llegado recuerdos de la semifinal jugada en San Mamés y lo cerca que lo tuvieron de estar anoche disputando un título en el lugar de los jugadores del Athletic, pero el cuerpo técnico ha trabajado para que esto no ocurra y que la mente esté limpia de cara a lo que se está jugando el Sevilla en la Liga. Jiménez ha tratado de hacer ver a los suyos que estar el año que viene en la Liga de Campeones es mucho más importante para el club que haber estado en la final y por ello les pide en estos días vaciar el depósito de gasolina para amarrar definifivamente el objetivo. Si es esta semana en Pamplona, mucho mejor, aunque sólo sería para amarrar la cuarta plaza y no el tercer puesto que es el que persigue claramente el cuadro de Nervión después de haber permanecido en esa posición buena parte de la temporada.

Un triunfo ante Osasuna este sábado, una empresa que no se antoja fácil por las condiciones del escenario y todo lo que ha rodeado últimamente los duelos entre blancos y rojillos, aseguraría jugar la Champions, aunque sea a través de una ronda previa. Los de Jiménez deberán, no obstante, estar muy atentos al Atlético-Valencia del domingo a las nueve. Si el Sevilla gana a Osasuna, acumularía ya 66 puntos a falta de dos jornadas y valencianos y madrileños tienen 59 y 58, respectivamente. Un empate entre ambos aclararía mucho las cosas, pero no sería definitivo, ya que los de Emery le tienen ganado el goal average al Sevilla y con dos triunfos valencianistas y dos derrotas del equipo de Jiménez arrebatarían a éstos la tercera plaza por la misma vía que lo hizo la temporada pasada el Atlético con un puesto de Champions. Ahora bien, sumar un punto en dos jornadas (ante Deportivo o Numancia) le bastaría al Sevilla para superarlo en la tabla clasificatoria.

El equipo está preparado y ni siquiera las palabras de Luis Fabiano recetando cómo hay que jugar para ganar -que por otra parte ya han tenido su correspondiente tirón de orejas- descentran a un grupo que se ve fuerte y que va lanzado a la consecución de su objetivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios