El orgullo escocés se pone a prueba en un torneo europeo

  • Smith quiere poner fin a diez partidos sin ganar · El técnico llega sin contrato hasta que el club tenga nuevos propietarios

El Rangers es un clásico de las competiciones europeas, pero el conjunto escocés no pasa por su mejor momento en cuanto a resultados y ya acumula diez partidos sin ganar en Europa, su peor racha de siempre, desde que lo logró ante el Sporting Club por 0-2 en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa de la UEFA de la temporada 2007-08. De hecho, el Rangers llega a Nervión como colista del grupo, con sólo dos empates sumados y sin opciones de mejorar su clasificación, por lo que únicamente su orgullo, amén del dinero de la UEFA, aparece como motivación para el encuentro.

Pero si desesperante es la situación en la máxima competición continental, no menos curiosa aparece la de Walter Smith, su entrenador, quien, junto a sus sus asistentes Ally McCoist y Kenny McDowall han acordado trabajar sin un contrato hasta que el club encuentre un nuevo propietario. El Rangers se halla a la venta y entre sus propietarios y los técnicos han decidido que hasta que no encuentre a un nuevo comprador seguirán trabajando sin un contrato por escrito, aunque la vinculación de los tres finalizará el próximo mes.

Pese a todo, el conjunto escocés ha enderezado su rumbo en la Premier League escocesa y se encuentra segundo clasificado, a tan sólo dos puntos de su eterno rival, el Celtic, aunque el Rangers cuenta con un encuentro menos, que incluso va ganando 0-1 cuando faltan 45 minutos por disputarse. Si finalmente es capaz de conseguir sumar los tres puntos de este partido suspendido, los de Smith se colocarán en cabeza de su liga, algo que apaciguará los ánimos de los aficionados.

En cuanto a las novedades deportivas, Smith ofreció una lista de convocados en la que no se encuentra el francés Rothen, su principal refuerzo de la temporada, pero sí el español Nacho Novo, que siempre aparece muy motivado cuando pisa el suelo de su país. Además, el técnico recupera al joven delantero Andrew Little, de tan sólo 20 años, y en que se tienen colocadas grandes esperanzas para el futuro.

Este Rangers aparece como un equipo en plena renovación, que alterna a jóvenes promesas, como el mencionado Little o el mediocampista Wilson, que aún no ha cumplido los 18 años, con otros más experimentados, como representan el argelino Bougherra, quien estuviera en la órbita del Betis, el escocés Weir, titular pese a sus 39 años, o el propio Novo.

El Rangers, como es habitual, estará acompañado por más de 2.000 seguidores en las gradas del Sánchez-Pizjuán. Y es que si algo destaca en los equipos escoceses es la fidelidad de su hinchada, lo que provocará que el equipo salga al partido con la intención de lavar la imagen ofrecida en esta Liga de Campeones. Pese a todo, Smith admite el favoritismo del Sevilla, incluso contando con la baja del brasileño Luis Fabiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios