Cuando los mensajes se traducen en hechos

  • Míchel, tras advertir públicamente que no esperaría a nadie, sentó a Reyes y Rakitic y acertó.

Comentarios 1

No es Míchel un hombre de dar titulares. El madrileño ha sido cocinero antes que fraile y sabe el peligro que pueden tener las palabras si no se miden. Sin embargo, en la previa del Racing sí que dejó un par de frases diáfanas, con mensajes directos a un par de hombres de su plantilla cuyo rendimiento no estaba siendo el idóneo y eso estaba condicionando al equipo. La advertencia no fue velada, sino clara, e iba dirigida a Reyes y Rakitic. Los sentó en El Sardinero y la respuesta es obvia, el Sevilla volvió a ganar apoyándose en sus sustitutos: Perotti, hasta el malentendido de su cambio por un golpe que no llegó a lesión, y Trochowski. Que Kanoute también fuera suplente respondía a la necesidad de dosificarlo.

"Ya no podemos esperar a nadie. Y el que espere, se queda rezagado, aunque el entrenador se equivoque en sus decisiones", dijo Míchel. Con Reyes incluso fue más contundente. "Yo creo que él no se da la suficiente importancia para darse cuenta de quién es en este club". Del dicho al hecho. Reyes había sido titular con Míchel todos los partidos, aunque sólo completó el del Atlético, si bien es cierto que al ubicarlo en la izquierda perdió el protagonismo que tenía con Marcelino. Quizá ese desplazamiento al flanco izquierdo ha perjudicado la progresión que tenía. Pero, más allá de esta circunstancia, al utrerano se lo estaba viendo indolente en las últimas fechas, como aburrido de tanto fiasco. La decisión del madrileño estaba más que justificada y encima tuvo éxito.

Con Rakitic sucede algo similar. Excepto en su debut en San Sebastián, cuando el madrileño palió la baja de Medel situando a Campaña por detrás de Trochowski y Reyes, el suizo-croata ha sido titular siempre hasta ahora. Se adaptó al puesto de medio por delante de la zaga y, con el partido muy encarrilado, eso sí, dio templanza.

Míchel arregló varios problemas con esta decisión. Ya sabe que puede contar con Perotti como una pieza más de ataque y con Trochowski para cohesionar mejor la medular. Y, de paso, metió en todo el grupo la idea de que nadie tiene privilegios. Sería ideal que Reyes captase el mensaje, porque de titular y de suplente tiene calidad y talento para ser ese futbolista que tanta ilusión despertó en su vuelta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios