El técnico insiste en mejorar los paupérrimos números goleadores

  • El Sevilla ha subido con el madrileño su baja media anotadora, la peor de los diez primeros clasificados.

El Sevilla es el equipo con peores registros goleadores entre los diez primeros de la clasificación, una realidad que lastra sus aspiraciones europeas. En concreto, en 25 partidos ligueros, cuatro de ellos con Míchel y 21 con Marcelino, los blanquirrojos sólo acumulan 27 goles. Sólo los que están por debajo de él en la clasificación presentan unas cifras inferiores en este aspecto, e incluso alguno como el Betis, lleva uno más, 28.

Míchel es consciente de esta realidad y está insistiendo muchísimo en los entrenamientos en mejorar los mecanismos del equipo en la faceta creadora y anotadora. Con él al mando, el equipo ha mejorado la media, pues en cuatro partidos acumula cinco goles, con una media de 1,25 por encuentro. En la etapa de Marcelino, la media era inferior, de 1,04, ya que el Sevilla sólo consiguió marcar 22 en 21 jornadas.

Este martes, en la vuelta de la plantilla a los entrenamientos, Víctor fue el encargado de dirigir el trabajo específico con medios ofensivos y atacantes, con la buena nueva de que Rakitic y Perotti participaron a pleno rendimiento.

El ayudante de Míchel dirigió un circuito en el que los extremos, Jesús Navas o De Mul en la derecha y Reyes o Perotti en la izquierda, combinaban con los medios, Rakitic y Trochowski, con rápidas paredes y cambios de orientación para buscar a los delanteros, Manu del Moral y Babá, o esperar la incorporación de los medios.

Hasta ahora, los atacantes sevillistas presentan un registro bajísimo, sólo comparable al primer año de Joaquín Caparrós en Primera División. En Liga, Negredo lleva 6, Manu 5 y Kanoute 3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios