La baja más inoportuna

  • Luis Fabiano, sostén goleador del equipo, confirma su lesión y no volverá a jugar hasta enero · Kanoute y Adriano están disponibles y Jiménez podría dar un necesario descanso a Negredo y adelantar a Renato

Comentarios 4

El goteo incesante de bajas se ha instalado en el Sevilla. Es la lógica que dicta el fútbol y, pese a que las ausencias de hombres clave han afectado al rendimiento del equipo, más allá del atasco del sábado, cuerpo técnico y jugadores no tienen otro remedio que buscar soluciones inmediatas. La última noticia negativa en este sentido no puede ser más inoportuna. Luis Fabiano vio ayer confirmadas las peores expectativas: sufre esguince de grado 2, estará tres semanas de baja y no volverá a jugar hasta el año próximo; es decir, que causará baja mañana ante el Rangers, el domingo en El Molinón y en el Sevilla-Getafe que despedirá 2009.

El jugador se lastimó en una mala caída tras un salto con Nivaldo en la primera mitad del Sevilla-Valladolid y siguió jugando con el tobillo aún caliente, pese al esguince que sufría.

El paulista es el actual sostén goleador del equipo y ha sido clave para que el Sevilla haya amarrado los últimos puntos en Nervión, como demuestran los dos dobletes ante Villarreal y Málaga y el gol de penalti frente al Valladolid, que fue el decimotercero que anota este curso entre las tres competiciones.

Coincide su baja, además, con el bajo estado de forma de Negredo, el delantero que más partidos acumula y al que la última dolencia de Kanoute no pudo ofrecerle un refresco el pasado sábado. Pero el franco-malí ya está recuperado del dolor en el codo y mañana podrá regresar a la titularidad.

La baja de Luis Fabiano y el estado de Negredo podría propiciar una variación sustancial en el planteamiento de Jiménez ante el Rangers. El arahalense podría volver al recurso de ubicar a Renato de enganche o alinear de partida a Kone, como ya hiciera el día que se lesionó ante el Unirea. Negredo necesita descanso y el técnico sevillista es consciente de que podría ser una pieza clave en El Molinón, donde su equipo está obligado a retomar la senda victoriosa para no continuar despegándose de la cabeza.

En el entrenamiento de ayer, Jiménez probó con varias parejas de medios, Duscher-Romaric, Renato-Zokora y Zokora-Romaric, en su búsqueda de una solución necesaria después del marasmo que sufrió el equipo durante buena parte del partido con el Valladolid, aunque el regreso de Zokora debe implicar una mejoría notable en ese aspecto. También cabe destacar que Adriano volvió a ejercitarse con absoluta normalidad y apunta a la vuelta al equipo tras varios partidos de baja, algo que también beneficiará a la mayor energía en la parcela ofensiva.

La parte de arriba y la creación de juego no son los únicos aspectos que preocupan a Jiménez. Squillaci será duda hasta última hora. Tiene un golpe en un tobillo que le impidió ejercitarse ayer, día en el que tampoco se entrenó Sergio Sánchez, con un proceso gripal. Así, el central diestro aún no tiene dueño en el día de mañana, aunque el regreso de Adriano puede desplazar a Konko al eje de la zaga. De todas formas, Jiménez llamó ayer a Cala, inscrito en la lista B de la Champions, por si fuera necesario su concurso en algún momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios