Navas se ve para el sábado; Negredo y Kanoute, dudas

  • El madrileño se somete este miércoles a una resonancia que dirá si puede forzar para estar frente al Barcelona

Comentarios 1

"Lo que a mí me ha trasladado Jesús Navas es que se ve para el sábado". Las palabras del propio presidente del Sevilla, que coincidió con el palaciego el lunes en un acto en Utrera, parecen indicar que el extremo titular del Sevilla, uno de los pocos futbolistas en los que la afición tiene depositada toda su esperanza, podrá jugar ante el Barcelona a pesar del esguince de tobillo que le produjo en El Molinón una dura entrada del sportinguista Gálvez.

Jesús Navas siguió trabajando ayer al margen del grupo en el gimnasio y recibiendo sesiones de fisioterapia, pero, según se explica en el parte ofrecido por los médicos, su dolencia se ha visto acompañada de una "buena evolución". Por la tarde también pasó por la ciudad deportiva para intentar avanzar en su recuperación y llegar a tiempo al partido del sábado.

Por su parte, Negredo está pendiente hoy de una resonancia magnética que determinará si puede incorporarse al grupo mañana jueves o el viernes. El vallecano tiene menos dolor y trabaja ya sobre el campo incluso golpeando el balón. Lo tiene mucho más difícil que Jesús Navas porque fue una lesión importante, pero no está descartado.

Otra esperanza es Frederic Kanoute. Baja de última hora en el partido ante el Sporting, como cada semana, es prácticamente imposible hasta el último día saber si su físico lo convierte en apto para jugar o no. El franco-malí realizó ayer trabajo en gimnasio, en campo y fisioterapia, con una buena evolución.

Mientras tanto, quien sí pudo ejercitarse con normalidad después de resultar bastante contusionado el sábado fue Manu del Moral. El jiennense tenía ambos tobillos bastante doloridos por los golpes, pero se entrenó sin aparentes molestias.

No participó en la sesión de trabajo el internacional bosnio Emir Spahic, con permiso del club para solucionar unos asuntos personales. Así, Míchel y su cuerpo técnico tiraron, como es habitual cada día, de varios futbolistas de los escalafones inferiores para completar la plantilla. En este caso fueron el guardameta Dani Jiménez, los defensas, Deivid, Samu e Israel Puerto y el delantero Tano, todos ellos pertenecientes al Sevilla Atlético. De hecho, su capitán Deivid se sentó en el banquillo en Gijón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios