Míchel, preocupado por la presión del Barça

  • El técnico trabaja la salida desde atrás con atacantes hostigando, un aspecto que falló en El Molinón.

Decir Barcelona no es sólo hablar de un equipo con un dinamismo y llegada extraordinarios en ataque, sino que hay que reseñar el tremendo trabajo de presión de sus delanteros, un aspecto a veces infravalorado. Míchel, sin embargo, sí sabe que es por ahí por donde empieza a minar el partido, y la moral del contrario, el equipo de Pep Guardiola, de ahí que ayer dedicara una buena parte de la intensa sesión de entrenamiento a trabajar la salida desde atrás de la pelota de la defensa con atacantes realizando una fuerte presión.

Sin querer cargar las tintas sobre un futbolista en particular, hay que reconocer que al Sevilla empezó a fallarle su plan estratégico en El Molinón, tras un buen planteamiento inicial, cuando Cala erró en dos pases con el equipo saliendo, lo que aprovecharon los jugadores de Javier Clemente para acentuar su presión y adelantar las líneas. El técnico madrileño es consciente de que es un aspecto a mejorar y más si el que está enfrente es el Barcelona. Por ello ordenó a las defensas que formó, incluidos los sancionados Coke y Fazio y también los canteranos Samuel, Israel Puerto y Deivid, salir del hostigamiento de los atacantes combinando con rapidez incluso con el portero, para hacer circular el balón de un costado a otro buscando el mejor hueco. Además, ya sin Medel y con Deivid en su puesto, acentuó la circulación de la pelota por la medular. Míchel le dio prioridad al balón y no quiere fútbol directo, ni ante el Barça.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios