Barragán sueña con volver algún día

  • El lateral del Valladolid rememora su pasado como sevillista y el camino que escogió al irse al Liverpool

Comentarios 20

Hay decisiones que se toman en la vida y que marcan una carrera para bien, para mal o que simplemente la marcan. Antonio Barragán (12-6-87, accidentalmente nacido en Puentedeume, La Coruña) vio claro que con Daniel Alves en el Sevilla el camino que le ofrecía aquel Liverpool en el que Rafa Benítez fabricaba para la Premier futbolistas con bandera española era una oportunidad que no podía desechar. Le dio esquinazo a Pablo Blanco y dejó los juveniles para embarcarse en una experiencia "bonita pero dura" que ahora tiene claro que le permitió "ser futbolista", aunque también confiesa que le quedó la espina clavada de no haber debutado en el primer equipo nervionense. El sábado llega con el Valladolid, club con el que firmó tres años este verano tras un paso por el Deportivo que acabó en los tribunales y suelta a boca llena que le gustaría volver.

"Será un partido especial para mí, es un estadio en el que siempre quise jugar, soy de allí, tengo muchos amigos, y allí está la gente que me hizo lo que soy ahora". Se refiere Barragán, que con tres meses de vida estaba de vuelta con su familia en Los Palacios, a los técnicos de la cantera sevillista, donde se formó junto a nombres conocidos. "Sergio Ramos, Puerta que en paz descanse, Jesús Navas aunque no estuviera en mi equipo, Capel, Alfaro, Lolo... Con todos ellos he convivido muchos días", afirma el lateral derecho del Valladolid. Recuerda el momento de su marcha al Liverpool, decisión de la que no se arrepiente y con la que aprendió mucho. "Las circunstacias se rodearon así, es una espina clavada que tengo pero estoy contento y siempre digo que mi ilusión es volver al Sevilla algún día. Viví una época bonita, pero dura. Me fui con 17 años sólo, pues mi familia se quedó aquí, pero me trataron muy bien, me hice futbolista y al año ya me querían equipos de España para sus primeras plantillas. Había un grupo de jugadores españoles y me arroparon, aparte de que aprendí mucho pasando 4 ó 5 horas diarias junto a Xabi Alonso, Morientes, Reina o Luis García. Por la filosofía que hay allí llegábamos a las 9:30 de la mañana y nos íbamos almorzados".

Digamos que para su decisión pesó la sombra de Daniel, en opinión de Barragán, el mejor lateral derecho del mundo, "por supuestísimo". Nunca se sabe lo que el destino guarda, pero... "Si hubiese esperado en el Sevilla, a lo mejor ahora estaría ahí, pero Konko y Sergio Sánchez son grandes futbolistas. Elegí un camino diferente, aunque de todas formas nunca se sabe lo que hubiera pasado. Ya digo que tengo muchísimas ganas de poder volver. Soy muy sevillista y tengo esa ilusión", añade reafirmándose en su filia nervionense cuando comenta el sorteo de Copa: "Uff, vaya rival. Será un duelo precioso y ojalá gane el Sevilla. Claro que se puede, igual que en la Liga, el equipo no se baja del carro y está capacitado para pelear con Barça y Madrid".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios