La pasión de un acto que cumple un cuarto de siglo

  • Pepe Gómez 'El Marismeño' exalta a la saeta en el altar mayor de la parroquia de La Concepción

  • Jeromo Segura, Regina y Sebastián Cruz alumbran con su cante

Pocos son ya los que no entienden la Cuaresma sin la Exaltación a la Saeta que organiza Huelva Información y El Corte Inglés. Tan solo había que asomarse al dintel de la parroquia de La Concepción para darse cuenta de la acogida de una cita que ayer celebró su 25 aniversario. Un cuarto de siglo para un evento que nació con vocación de permanencia y que hoy día está más consolidado que nunca. Han sido 25 años en los que han pasado por el atril muchas de las mejores voces del mundo saetero además de oradores con una gran pasión por la Semana Santa de Huelva. Todo comenzó hace 25 años en la parroquia de la Concepción y ayer volvió a su punto de origen con un cartel de lujo para celebrar este efemérides. Pepe Gómez El Marismeño fue el encargado de exaltar a la saeta mientras que Jeromo Segura, Regina y Sebastián Cruz pusieron el emocionado cante. Se contó con la colaboración de Camilo Gómez como asesor flamenco.

La Banda Sinfónica Municipal de Huelva, gracias a la colaboración del Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Cultura, fue la encargada de poner los sones musicales bajo la dirección de Francisco Navarro Lara. La Banda interpretó en la apertura del acto la marcha Virgen del Valle, durante la exaltación Huelva corona tus dolores y como cierre Madrugá.

Pepe Gómez El Marismeño tomó la palabra en el altar mayor de la parroquia donde estaban colocados el Cristo de la Vera Cruz y Nuestra Señora de los Dolores. La intervención intercaló hasta seis saetas, dos por cada saetero. Jeromo Segura, Regina y Sebastián Cruz. Los cantaores deslumbraron con emoción en cada una de sus intervenciones. El sentir y la pasión por este cante se puso de manifiesto una vez más. Esta vez con tres voces privilegiadas que cantaron con el corazón y el amor a un mensaje que tiene como destinatario a Jesús y su madre, la Virgen María. Rotundos aplausos por parte de un templo abarrotado que acompañó con ¡oles! los quejíos de las saetas.

Pepe Gómez puso el guión a un magnífico acto en una fecha tan señalada como el 25 aniversario, además de encontrarse en su parroquia. "Es la primera vez que hago algo de esto pero le voy a poner el corazón como en todo lo que hago", señaló El Marismeñoal comienzo de su intervención. Así ensalzó la saeta como un cante que sin la Semana Santa no tendría ningún sentido. El cantaor recordó su infancia cuando recorría las calles para "ver y oír" y el "escalofrío" que sentía. Se acordó de nombres propios de la saeta como la Niña de Huelva, Paco Garrido, Manolo Castillo o El Brujo, entre muchos otros. Además, se acordó de momentos únicos o indescriptibles en la Semana Santa de Huelva como aquellas saetas interminables en la calle Miguel Redondo a la Virgen de la Esperanza. También nombró a los cantaores nuevos que "hacen que no se pierda esa esencia".

La exaltación continuó con un recorrido por la historia de la saeta. Que "aunque el origen es incierto", Gómez analizó la evolución del cante a través de los años y la definió como "copla litúrgica" y con la que los cantaores hacen "pública su manifestación de Fe" en un "rito solemne plagado de emoción". El Marismeño habló de los primeros años del Siglo XX, edad de oro de la saeta, así como los diferentes tipos de saetas, como la tradicional o la flamenca. El cantaor onubense recorrió la historia y lo hizo también por Córdoba, Sevilla, Cádiz o Jerez. También hizo una reflexión sobre la saeta flamenca, y es que "el adjetivo flamenca es ambiguo" porque en las quedadas flamencas no se cantan saetas. También nombró a estudiosos de la saeta como Luis Montoto que las dividió en narrativas y pasionales, o Fray Diego de Valencina que las enumeraba como saeta de Jesucristo y saeta de la Virgen. Y así prosiguió en un camino lleno de alusiones históricas y de la evolución de tal como cante. Pero una cosa tuvo clara, que sin duda, "para cantar saetas hay que sentirlas". Gómez quiso recordar al antiguo párroco de la Concepción, Antonio Bueno, a quien se le rezó un Padrenuestro para finalización la exaltación.

Antes, el jefe de sección de Huelva Información, Eduardo Sugrañes, fue el encargado de presentar la XXV Exaltación a la Saeta con los saludos protocolarios a la autoridades eclesiásticas, municipales, institucionales, civiles y militares, al director en funciones de El Corte Inglés de Huelva, Manuel Vargas, y al director de este periódico, Luis Pérez-Bustamante, así como a los protagonistas de este acto. Sugrañes definió a la saeta como "una oración que llega en la noche de la primavera y que se eleva entre el incienso, el clavel y la cera, para solemnizar aún más los cortejos pasionistas". Así remarcó la "espontaneidad" de una oración "en voz alta" que tiene en el flamenco "el mejor acompañante". En esta línea, Eduardo Sugrañes resaltó la unión de dos aspectos fundamentales en torno a la saeta como son la oración y el cante. El jefe de sección de este periódico apuntó la importancia de la celebración del acto en la parroquia de la Concepción 25 años después que naciera esta Exaltación para consolidarse entre los cofrades onubenses cada Cuaresma. Y es que durante este tiempo "se ha conseguido que la exaltación a la Saeta sea la antesala de la Semana Santa".

Este acto es solo un aporte más de este periódico a la Semana Mayor de la capital y provincia. Así Sugrañes enumeró el día a día del seguimiento cofrade, además de la aparición de la sección del Pórtico de la Semana Santa, una vez que llega el Miércoles de Ceniza, así como "promociones de vídeos, coleccionables cofrades, la Guía de la Semana Santa" o la Tertulia Cofrade El Aguaó donde se debate acerca de los temas de actualidad. Con todo, este año, Huelva Información "ha celebrado la primera edición de la Exaltación a la Semana Santa en el Centro Penitenciario y el próximo sábado tendremos en la Plaza Niña el I Encuentro Provincial de Bandas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios